El Diario de Gualeguay
Desde 1901 al servicio de la región
54 3444 412846
Miércoles, 12 de diciembre de 2018
NOTAS LOCALES
HISTORIAS BREVES: Por FULGENCIO
domingo, 07 de agosto de 2016
NEVADAS EN GUALEGUAY Y FUTBOL CALIENTE
Cuando alguien se queja por el frío en un momento determinado, suele escucharse de boca de gente mayor, asumiendo cierto aire de suficiencia; “¡Fríos eran los de antes!, y si le dan tiempo, por ahí se descuelga con alguna anécdota para reafirmar su postura. En ese caso, convencido de la regularidad del clima les recordará que en el mes de mayo, como un anuncio del invierno, aparecían las primeras y más grandes heladas del año. Pero también que el mes de agosto, según la creencia generalizada, era el mes tabú porque debido a los intensos fríos había que cuidar mucho la salud, principalmente aquellos que estaban en situaciones de riesgo porque; “Agosto no perdonaba”.
Mi estimado lector, yo también quiero colaborar con este tema del frío, pero como nuestra memoria a veces busca apoyarse en otro acontecimiento como parámetro del tiempo para recordar, no puedo dejar de asociar los días más fríos en Gualeguay con el primer cumpleaños del Club de futbol “Peñarol”, con la nevada en Gualeguay y la visita del muy conocido comentarista de fútbol de el Diario “Critica” de Bs. Aires. (lo he leído porque esto fue en el año 1936).

Así es que estoy en condiciones de contarles que; transcurrido el primer tercio del mes de agosto del año 1936, Gualeguay estaba soportando muy bajas temperaturas. El día 11 ya superaba levemente los 3° bajo cero, al día siguiente Gualeguay y otros pueblos de la provincia gozaron del espectáculo de la nieve.. El telégrafo comunicaba que además de Paraná estaba nevando en R. del Tala, Rocamora, Gilbert, Urdinarrain, Gualeguay y Seguí.
Pero he aquí que los futboleros de aquel entonces, recordaban que justamente el día de los festejos del primer aniversario del Club “Peñarol” fue agasajado por la nevada en Gualeguay.

En estos momentos puedes estar preguntándote ¿Quién y cuan importante era “Peñarol” para asociar estos dos acontecimientos?
Es que justamente ese año, el primero de existencia, Peñarol había elevado la temperatura en el ambiente futbolero habiéndose ganado el respeto de los protagonistas de los clásicos de Gualeguay, S. Sportiva y Gualeguay Central y de alguna manera todo el mundo estaba pendiente del sorpresivo Peñarol. Por otro lado este último era un humilde club de barrio del Primer Cuartel que tenía su sede en el negocio de bar y almacén de Don Bartolomé COSSO, hoy esquina S.E: de calles Santa Fe y Bichilani, con la particularidad que este joven Club de Football no se hizo esperar para participar en la Liga local, figurando en la tabla de posiciones a la fecha en un honroso tercer puesto, detrás nada menos que de S. Sportiva y Gualeguay Central a sólo un punto del segundo.

Al respecto; el domingo anterior (09-08-36), Peñarol midió sus fuerzas con su similar San Lorenzo anunciando un partido de aquellos, donde el football en sí quedaría opacado por la fuerza, garra y corazón que no le faltaba a ambos equipos. Seguramente que ese fue el motivo que no favoreció al análisis técnico del periodismo en los conceptos de Pablo Rojas Paz “El Negro del Tablón”, un prestigioso periodista de futbol del Diario “Crítica” de Buenos Aires.
A pesar de los fríos que soportaba Gualeguay, el afamado cronista no pudo resistir a la invitación que le hiciera el Presidente de la Liga de F. de Gualeguay, cuyo nombre omito (por cuanto a pesar que nuestra Liga local tiene la Personería Jurídica desde el año 1935, no hubo prolijidad ni cuidado de sus archivos, figurando luego como fecha de creación el 02-12- 1942).

Bien, lo cierto es que ese domingo, Pablo Rojas Paz pudo presenciar un encuentro muy distinto a los que veía todos los domingos en Bs.As. en función de su trabajo, dejando en estas páginas una comprensible crítica constructiva en su comentario.

Transcribo algunos párrafos:
“He visto un partido heroico con hombres que no tienen miedo a nada, que se meten en los entreveros sin pensar en sus rodillas ni en sus tobillos. Cómo se ve que por ninguno de ellos se ha pagado $ 60.000 por su transferencia. No lo digo en tono despectivo porque no hay nadie más tímido para el juego que el footballer profesional porque sabe que su pan está en sus tobillos”...
“…La modalidad del juego profesional es jugar silenciosamente, sin decir palabra, sin gritar.
Ahora he vuelto a ver el football de antes: “Dentrá Cloto”. “Libre Mula”, “Correte…”,…Esto me llenó de alegría bajo el claro cielo de Entre Ríos”….
“…Me gustó mucho el arquero Farías de Peñarol: es valiente y decidido, careciendo de la colaboración de los backs…”.
Luego de dejar algunas recomendaciones prácticas para los dirigentes locales de futbol saluda también a los jugadores y aficionados de este pueblo tan simpático que visitaba por primera vez.

En la crónica local puede leerse lo siguiente:
“El Negro de la Tribuna”
N.de R.: Ya lo dijimos en la edición anterior. Pablo Rojas Paz, distinguido escritor y conferencista que nos visita, es “El Negro de la Tribuna” de “Crítica de Buenos Aires.
Por último, a mis estimados lectores los invito a recordar juntos que el día 12-08-1936 caía nieve en Gualeguay. El día 13 cumplía su primer aniversario el Club Peñarol que convocó la visita de “El Negro del Tablón” de “Crítica” de Buenos Aires.
Fulgencio

Fuente: Archivo de diario ” ElDebate”