El Diario de Gualeguay
Desde 1901 al servicio de la región
54 3444 412846
Viernes, 21 de julio de 2017
NOTAS LOCALES
lunes, 17 de julio de 2017
Se presentó “Algo sobre Emilia” en la Biblioteca Mastronardi
El viernes en la Biblioteca Popular Carlos Mastronardi, se presentó el libro: “Algo sobre Emilia” de Paula Sciutto, obra editada por la Editorial de Entre Ríos.
“Un sobreviviente”

La autora del libro, Paula Sciutto, encabezó la presentación con una carta, donde contó:
“Yo escribo desde muy chiquita poemas espantosos -de los cuales todavía conservo un cuaderno-, en la adultez escribía compulsivamente: cuentos y novelas. En aquella época era todo manuscrito, con birome negra y de trazo grueso, ni máquina de escribir, ni computadora, mi psicóloga llamó a esos cuadernos ‘borbotones’, escribía y al otro día prendía fuego el cuaderno. Algo sobre Emilia es algo así como ‘un sobreviviente’, este deseo se me cumple a mí cuando cuento la historia, que roza el drama, de personas que aprendí a querer inquebrantablemente, en una época desastrosa, donde los hombres asesinan a su compañera, las mujeres abandonan a su hijos en basureros, las personas estigmatizan a otras personas”.

A continuación, la autora describió su percepción sobre los desafíos que plantea la protagonista del libro, Emilia, una niña con espectro autista: “Emilia nos enseña a mirar, a detenernos, a respirar hondo y caminar, llorar un buen rato. Para estar frente a ella, no importa tu cuenta bancaria, ni lo que crees que sos y te mereces, a Emilia no le importa lo que pensás de ella, aquí y ahora, es donde ella está”.

Luego, explicó cómo nace el libro y expresó su agradecimiento: “Todo este proceso de publicación empezó con el llamado de José María Blanco donde aceptaba el proyecto. En ese momento, a mí se me plantó una palabra en la mente: ‘gratitud’, la busqué en el diccionario: ‘es el sentimiento que nos obliga a estimar el beneficio o favor que se nos ha hecho y a corresponder’; queda para mí el desafío infinito de encontrar esa manera”.

“Atraviesa el alma”

Por su parte, José María Blanco, Director de la Editorial de Entre Ríos, dirigió unas palabras al público presente: “Yo creo que la grandeza de un libro está en su capacidad de producir sentido, de producir emociones; no creo en la cultura literaria de la contemplación, donde solo se incorporan palabras armónicamente expresadas, pero que en su profundidad no conmueven el alma a nadie. Lo cierto es que es una historia real, conmovedora, que realmente nos amiga con nuestra propia esencia, muchas veces despersonalizada en términos de una materialidad que abruma”.

Posteriormente, llamó a la reflexión a los presentes, acerca de la importancia de la cultura: “Cuántos ejemplos ha dado la cultura a lo largo del tiempo, de cuán importante es para nosotros, en términos de la moral de un pueblo, me vino a la cabeza aquel famoso Sitio de Lelingrado (actual San Petesburgo, Rusia) en la época del nazismo, que generó más de un millón de muertos, y aquellos que quedaron sitiados y bloqueados se fueron comiendo a los muertos, a los animales y después no tuvieron qué comer. Poco tiempo más tarde compone la más bella sinfonía jamás escrita, él quiere estrenarla en Leningrado, entonces empieza a convocar a quienes habían sido integrantes de la orquesta sinfónica del lugar, la mayoría habían perdido 30, 40 hasta 50 kilos, los trajes de gala los rellenaron con papel de diario, porque los taller eran excesivos, y brindaron un concierto memorable. Bastante tiempo después, los sociólogos descubrieron que aquellas personas más vinculadas a la producción cultural en cualquiera de sus expresiones: literario, artístico, musical, fueron los que más lograron sobrevivir, para atravesar las dificultades más duras, no hay nada mejor que abrazarse a la producción cultura, realmente es un mensaje esperanzador. Es lo que aparece en este libro, es un gran productor de sentido, atraviesa el alma. La función de una editorial provincial no está en producir bestsellers sino en darle la oportunidad a aquellos que tenga algo importante para decir, en términos de lo que pueda aportar a la moral pública y eso es lo que uno encuentra en este libro”.

Por último, Blanco expresó: “Confieso que a medida que lo iba leyendo, más de una vez me caían las lágrimas, volvía unas páginas atrás para revivir una emoción. Si somos capaces de emocionarnos, bien vale rescatar estos valores, en esta ciudad que le dio tanto talento literario al mundo ¿qué habría en esta ciudad, para generar los talentos que generó? Brindo por ese espíritu que sigue vivo y que anidó en el corazón de Paula”.