El Diario de Gualeguay
Desde 1901 al servicio de la región
54 3444 412846
Viernes, 21 de julio de 2017
SEGUNDA SECCIÓN • PSICOLOGÍA
domingo, 16 de julio de 2017
La depresión en los niños
En comparación con los adultos, el trastorno depresivo mayor en niños y adolescentes está todavía infra diagnosticado e infra tratado, posiblemente porque tienden a presentar síntomas menos comunes como irritabilidad, conductas agresivas y rechazo a la escuela. Si bien los psicólogos observamos otros indicadores también, decidí resumir una nota escrita por médicos psiquiatras para comenzar a investigar sobre estas cuestiones tan delicadas.
En líneas generales se recomienda estar alerta a los síntomas comunes: Los síntomas de depresión varían de acuerdo a la personalidad del niño y a la etapa de desarrollo en la que se encuentra. Tenga presente que muchos de los síntomas que se mencionan son característicos de otros tipos de problemas. Si algunos de estos síntomas están presentes, usted debe considerar buscar un diagnóstico profesional: • Estado de ánimo irritable o depresivo • Problemas de conducta/disciplina • Pérdida de interés o placer • Autoestima baja • Aislamiento social • Sentimientos de que no vale nada • Agitación • Sentimientos de desesperación • Dificultad al concentrarse •

Cambio en apetito • Llanto frecuente • Trastornos en el sueño (falta o exceso) • Quejas físicas • Cansancio • Subida o bajada de peso • Conducta dirigida a lastimarse a sí mismo • Crecimiento y peso no son apropiados • Hablar acerca de, o intentar cometer para la edad/desarrollo suicidio ¿Cómo puede saber si su hijo padece de depresión? Muchos de los síntomas enumerados son también síntomas de otros problemas o trastornos.

Ansiedad: ----------Agitación, síntomas físicos
Trastornos en la conducta: ---- Problemas de conducta o disciplina (“comportamiento para llamar la atención”)
Trastorno por déficit de atención: --- Dificultad de concentración, rendimiento académico bajo, autoestima baja
Problemas/trastornos de aprendizaje: ---- Rendimiento académico bajo, dificultad para con centrarse, autoestima baja.
Falta de destrezas sociales: --- Aislamiento social, mala conducta, problemas de disciplina.

Fobia a la escuela: --- Quejas de molestias físicas, agitación, rendimiento académico bajo Trastornos en hábitos alimenticios: ---- Subida o bajada de peso corporal, falta de ganancia de peso/crecimiento adecuado, cambios en el apetito, autoestima baja.

¿Cómo puede ayudar a su hijo? La siguiente lista de sugerencias lo pueden ayudar con los síntomas más comunes de la depresión en los niños: (1) Autoestima baja y tendencia a criticarse a sí mismo: Elogie a su niño frecuentemente con sinceridad; acentúe lo positivo; de una manera comprensiva, ponga en tela de juicio las críticas de su niño hacia sí mismo, y señálele sus pensamientos negativos cuando ocurran. (2) Culpabilidad: Ayude al niño a distinguir entre los acontecimientos que él puede controlar y los que están fuera de su alcance: ayúdelo a que comience a hablar positivamente de sí mismo; estimule la restitución, de ser necesario. (3) Estabilidad familiar: Mantenga una rutina y disminuya los cambios en asuntos familiares; comente acerca de los cambios con anticipación para reducir las preocupaciones. (4) Desesperación e impotencia: Pida a su niño que escriba o hable de sus sentimientos y que anote sus pensamientos placenteros de 3 a 4 veces al día, para que éstos vayan aumentando en un período de 4 a 6 semanas. (5) Pérdida de interés y tristeza: Prepare una actividad interesante al día; planifique acontecimientos especiales; comente temas agradables. (6) Apetito y problemas de peso: No lo obligue a comer; prepare sus comidas favoritas; haga que la hora de comer sea placentera. (7) Dificultades para dormir: Mantenga un horario constante para dormir; participen en actividades relajantes como leer o escuchar música suave; terminen el día con una nota positiva. (8) Agitación e inquietud: Cambie las actividades que causan agitación; enséñele al niño técnicas de relajación; un masaje puede ayudar; estimule el ejercicio y la recreación. (9) Temores excesivos: Reduzca las situaciones que causan ansiedad e incertidumbre; apóyelo y tranquilícelo; la planificación puede reducir la incertidumbre. (10) Comportamiento agresivo e ira: Rechace la conducta destructiva de una manera amable pero firme; dele validez a sus emociones y estimule al niño a expresar sus sentimientos de ira apropiadamente, no reaccione con ira; sea consistente en sus respuestas a la conducta inadecuada. (11) Dificultad para pensar y para concentrarse: Anime a su niño a participar en juegos, actividades, charlas familiares; trabaje con los maestros y los psicólogos escolares para promover el aprendizaje. (12) Pensamientos suicidas: Esté alerta a las señales de suicidio; busque ayuda profesional inmediatamente. (13) Si la depresión persiste: Consulte con su médico para que le haga un examen; pida ser derivado o referido al psicólogo escolar, al psicólogo clínico o a un psiquiatra. Continuaremos.

Fuente: Helping Children at Home and School: Handouts from Your School Psychologist (Bethesda, Md.: National Association of School Psychologists,)