El Diario de Gualeguay
Desde 1901 al servicio de la región
54 3444 412846
Viernes, 15 de diciembre de 2017
NOTA DE TAPA • NOTA DE TAPA
Parto Respetado
sábado, 12 de agosto de 2017
Autorizaron a una mamá a estar acompañada en su cesárea
El jueves, en el Hospital San Antonio, tuvo lugar una reunión donde a pedido de una madre y a través de su asesora legal, se le solicitó al Hospital la garantía de que en la cesárea, la mamá cuente con la compañía del papá de la beba por nacer, dando cumplimiento al derecho de estar acompañada, tal como lo estipula la Ley de Parto Respetado Nº 25.929. Finalmente el nosocomio local garantizó el derecho consagrado.
En la reunión estuvieron presentes el Director Dr. Romero, los Jefes del área ginecología Dr. Gustavo Moreno y obstetricia, Lic. Célica Urroz, pediatras y asistentes sociales, integrantes de la Multisectorial de Mujeres Gualeguay y la Dra. Evangelina Gálligo junto a Gabriela Johanneson. En principio, la Dra. Gálligo contó que Gabriela es clienta suya hace un par de años y que llega a ella hace unos meses muy angustiada y embarazada de su tercera hija, “me empezó a contar que tenía un deseo muy intenso de un parto acompañada por cesárea, y que le había llamado mucho la atención de que acá en Gualeguay estaba recibiendo respuesta negativas respecto al ingreso de su marido al quirófano por parte de los efectores de salud, ‘que no, que acá nunca se hizo, no se puede’ , eso la trajo a consultarme si había una norma que los amparaba”.

Por su parte, la letrada, adujo a la situación extra que se daba en el caso de Gabriela, “su tercer hija, iba a recibir un trato diferencial en relación a sus hermanos, ya que sus dos hijos nacieron por cesárea, y su padre pudo estar acompañando a Gabi y recibiendo a sus hijos, en este caso no iba a poder ser, por la sencilla razón de que estaba en una ciudad diferente (sus dos primeros hijos los tuvo en Capital Federal)”. Así comienza la indagación de esta abogada, a quien le “hace ruido” el hecho de que exista una Ley nacional de Parto Respetado sancionada en 2004, a la que la provincia de Entre Ríos adhiere en 2011, por lo que Gálligo aclara: “acá estamos hablando de derechos humanos de las personas, de su derecho a ser considerada sujeto y no objeto de una intervención, también tenemos que hablar del derecho del papá y de la niña. Las normas son clarísimas”.

Acompañamiento de la Multisectorial de Mujeres
Seguidamente, enunció la estrategia que se dieron: “Yo dije que mejor que arrimarnos a la Multisectorial de las Mujeres, para ver qué acompañamiento podemos tener de ellas, qué información pueden darnos. Yo como abogada me especializo en la defensa de derechos fundamentales, hago foco en cuestiones de salud, y en relación a grupos vulnerables como personas con discapacidad, con lo cual era un tema novedoso para mí”, y prosiguió “siempre hay que recurrir a las organizaciones para darle fuerza al reclamo, por ejemplo yo empecé a preguntar a mujeres, a hablar con médicos, a descubrir toda una situación, donde estas prácticas por uso y costumbre están muy naturalizadas, y que es contrario a una norma nacional”. En el transcurso, se encontró con mujeres que le decían “si yo hubiese sabido hacia algo”, madres que le relataron la angustia de sentirse solas en ese momento, “entonces una empieza a ver que es muy importante para la mujer en ese momento estar acompañadas”, exclamó la jurista.

Reunión en el Hospital
“El día jueves nos reunimos en el Hospital, y se da en el marco de una estrategia de acción que hicimos mancomunadamente, Gabriela con mi asesoramiento, a través de reuniones que se fueron dando con el grupo de la Multisectorial de Mujeres, de cómo abordar el caso”. La Multisectorial viene abordando el tema de la violencia de género, indagando sobre los dispositivos que el hospital lleva adelante en relación a apoyar y contener a las mujeres que pueden ser víctimas de violencia, cabe señalar, que la violencia obstétrica es una de los tipos que señala la Ley Nº 26.485. “Nosotras nos sumamos a la segunda reunión, se nos abrió la puerta, como propuesta de la Multisectorial y de la buena predisposición de la Dirección del hospital y del equipo médico, hay que valorarlo”.

Pedido Formal
Días antes, y en vistas a que la fecha de parto de Gabriela está próxima, hicieron una nota formal, cuyo pedido tuvo por objeto requerirle al director que arbitre todas las medidas necesarias para garantizarle a Gabriela ejercer su derecho a estar acompañada durante el parto por cesárea, por la persona que ella ha elegido, que es el padre de sus hijos. “No es un reclamo ni una denuncia, esto fue una solicitud, vale la pena aclararlo. La solicitud fue receptada y a los dos días estábamos en una reunión donde el Director del hospital, acompañado por los equipos médicos de obstetricia, ginecología y pediatría, se comprometieron a garantizarle a Gabriela su derecho a ser acompañada” comentó felizmente la abogada de Gabriela. Ahora esperan recibir la semana que viene la notificación por escrito, del compromiso asumido.

“Empieza un camino”

Sin embargo, Gálligo aclaró: “Una empieza un camino abriendo una puerta, la Ley de Parto Respetado, contiene muchas más especificaciones en relación a derechos de las mujeres al momento de parir, es bueno que las mujeres se informen y que poco a poco una pueda ir requiriendo que estas prácticas se implementen, que los efectores de la salud tomen conciencia de que algunas de sus costumbres y prácticas tienen que ser revertidas, en relación a este nuevo avance en relación a entender al parto como un hecho donde fundamentalmente se tiene que respetar la elección de la mujer”.

Clínicas privadas
Cabe destacar, que la Ley Nacional no sólo ha de ser respetada por el Hospital Público, sino por todas las clínicas privadas, que tienen la obligación de arbitrar estas medidas porque es ley. “Lo único que hace falta para cumplir esta norma es voluntad política y de gestión. Si hay una restricción de metros cuadrados, sería lógico que el quirófano respete y garantice el ejercicio de los derechos de las mujeres, si hay que hacer una adecuación, ya es momento, la ley es de 2004 y Entre Ríos adhiere en 2011”, concluyó la letrada.

“Esto allana el camino para otras”

Gabriela Johanneson, la mamá de Olivia (la beba que está por nacer), se mostró satisfecha con la respuesta del Hospital. “Más allá de mi caso particular, creo que tiene que ver con las conquistas sociales, una a veces por desconocimiento, por falta de información, acepta situaciones naturalizadas, yo con mi segundo hijo, tenía ganas de tenerlo en Gualeguay también, estábamos mudándonos en ese momento, y también tuve la respuesta del ‘no’ de los equipos médicos, ‘que no se podía, porque no’, esa era la respuesta”. Seguidamente comentó lo que la motivó a reclamar su derecho a parir acompañada: “En esta tercera oportunidad, me pasó lo mismo y me impulsó una nota que leí en Rosario, de una persona que sufrió violencia obstétrica, si bien no es similar al caso nuestro, tiene que ver con los derechos de la embarazada y del niño, eso me impulsó a pensar no sólo en mí, sino en las mujeres con las que hablaba, amigas, mamás del jardín, ‘que lindo hubiese sido estar acompañada’, me parecía que había que hacer algo con eso, al menos comenzar a cuestionarlo, por supuesto que esto va a llevar una adaptación, lo importante, más allá de mi caso particular, es que el hospital, accedió, así como comentó Evangelina muy abiertos a escucharnos a explicarnos y a aceptar esto que nosotras planteábamos”. Y finalizó: “Estoy contenta en varios sentidos, no solo por el nacimiento de nuestra tercera hija, sino porque esto allana el camino para otras personas que quieran y necesiten estar acompañadas en una cesárea”.