El Diario de Gualeguay
Desde 1901 al servicio de la región
54 3444 412846
Domingo, 17 de junio de 2018
SUPLEMENTOS • GUALEYOS
sábado, 06 de enero de 2018
Chela Diez y su grupo en crucero por el Mediterráneo (3ª parte)
Hoy finalizamos el crucero por el Mediterráneo junto con Chela y Betty Diez, Mary Arnaudín y María Elena Petre. Esta última etapa visitamos Cannes y Palma de Mallorca. Particularmente he disfrutado mucho transcribiendo las notas, admirando los paisajes, conociendo e informándome a través de ricas descripciones. Espero que a ustedes les haya ocurrido lo mismo.
Gualeyos por el Mundo se toma un tiempo de descanso, después del cual seguirá recorriendo para conocer idiosincrasias, bellezas y vivencias que aportan nuestros amigos. ¡Gracias a todos los que se sumaron a esta página! ¡Gracias queridos lectores! ¡Hasta pronto, si Dios quiere!
Cannes
Con las primeras luces del alba fue visible la Costa Azul desde la proa del barco. Entramos en la rada de Cannes, conocida como el Golfo de la Napoule desde donde se ven las islitas de Saint Honorat y Santa Margarita.

Desembarcamos en Cannes, que es un ayuntamiento francés situado en el Departamento de los Alpes Marítimos y la región Provenza- Alpes- Costa Azul. Es una famosa estación balnearia universalmente conocida por su festival de cine internacional y el Paseo de Croisette, elegante paseo marítimo. Es la ciudad más fotográfica del mundo y una de las más sofisticadas y atractivas; su lujo explica la fama del sur de Francia. Admiramos vistas maravillosas, desde las ruinas del castillo y has los yates no menos espectaculares que están en el puerto. Paseamos por calles comerciales, curioseamos en fantástica boutiques y vimos el atractivo Mercado Forville.
Desde Cannes se puede llegar en minutos a Niza y entre ellas se encuentra la ciudad de Antibes, un lugar medieval. Allí se encuentra la catedral, el Castillo Grimaldi, el Museo Picasso y Puerto Vauban, hoy un puerto deportivo, famoso por la cantidad de barcos de lujo.También se puede visitar Mónaco, ver el Palacio del Príncipe y su familia, la famosa Roca de Mónaco desde donde se toman fotos fantásticas. Se puede continuar a pie hasta Montecarlo, pasear por los jardines, ver el casino, los hoteles de lujo, la catedral y el Museo Oceanográfico. En esa catedral están enterrados los cuerpos del Príncipe Rainiero III y la Princesa Grace.
Siguiendo por la carretera marítima, se van recorriendo los pueblos de la famosa y bellísima Costa Azul.

Palma de Mallorca

La isla mediterránea de Mallorca es uno de los destinos vacacionales más populares, y la ciudad de Palma es su encantadora capital. Con un exótico paseo marítimo con palmeras, jardines y la amabilidad de su gente, hace que uno se sienta feliz.
Desde el barco veíamos la monumental catedral estilo gótico construida en 1230 sobre los cimientos de una antigua mezquita. Se llama Santa María de Palma, en mallorquín, “La Seu”, cuya construcción se extendió por unos asombrosos 372 años. Esta catedral está considerada, con toda justicia, como uno de los mejores ejemplos de arquitectura gótica puramente eclesiástica de toda Europa. Seguimos hasta la Avda. Antonio Maura y vimos, anexado a la catedral el Palacio Real de la Almudaina, luego la Plaza del Mercado, la rambla poblada de negocios y bares, la Plaza España y el Convento de Santa Teresa, una edificación muy antigua. También vimos los baños árabes, monumentos emblemáticos, una de las pocas muestras que nos han llegado de la arquitectura musulmana en Mallorca y la Fundación Pilar Miró.

Llegamos al Pueblo Español que fue creado en 1960, allí está el Palacio de Congreso. Subimos a la colina en cuya cima está el hermoso y antiguo Castillo de Bellver, del S.XIV, cuyo esplendo gótico corona la colina justo en las afueras de Palma, con fantásticas vistas de sus alrededores. Por su parte, en la Plaza de Toros se mantienen vivas las tradiciones españolas. Además, en una fábrica en Manacor, pudimos descubrir otra de las tradiciones mallorquinas: la elaboración de perlas artificiales que viene desde el S. XIX, famosas mundialmente por su calidad y que sólo expertos pueden diferenciarlas de las reales.
En Manacor existe un complejo de cuevas formadas por la erosión del mar que dejan a todos muy sorprendidos. Tienen 2 Km. de largo y albergan una serie de lagos, entre ellos el Martel, el lago subterráneo más grande del planeta.

Toda la costa de Palma es playa y tiene como marco sus espléndidos paisajes, además de todos los servicios de restaurantes, bares, tiendas y, sobre el mar, actividades acuáticas.
¡No hay que dejar de visitar esta isla!