El Diario de Gualeguay
Desde 1901 al servicio de la región
54 3444 412846
Miércoles, 17 de octubre de 2018
SUPLEMENTOS • GUALEGUAY COMERCIAL
sábado, 13 de enero de 2018
Contribuciones patronales: cómo impacta su rebaja en la recaudación
Como parte de la reforma tributaria, la administración nacional decidió disminuir el peso de lo que pagan las empresas. En total, implicará una pérdida de $625.000 millones en 4 años.
La reforma tributaria impulsada por el actual gobierno implica recortar los recursos de la ANSES y el PAMI por $625.000 millones en 4 años. En la ley 27.430, aprobada una semana después de las jornadas de movilizaciones contra la reforma previsional, se establecen tres cambios clave en el esquema de contribuciones patronales:

1- Se instrumenta un monto de $12.000 pesos a modo de mínimo no imponible, similar al que existe en el impuesto a las ganancias que pagan las personas físicas. Su implementación será escalonada hasta el año 2022 (y ajustado desde 2019 por inflación). Si bien sigue existiendo un monto mínimo a pagar, esta medida es la que marca el principal efecto de la reforma. De aplicarse sin realizar cambios sobre otras variables, implicaría una pérdida de recaudación de 630.000 millones de pesos hasta el 2022, según una estimación propia en base a la información de la AFIP y las proyecciones del presupuesto.

2018 2019 2020 2021 2022 Total*
-$36.202,91M -$81.328,30M -$126.136,47M -$171.039,49M -$215.815,42M -$630.522,60M
2- Se incrementa y unifica la alícuota destinada a la Seguridad Social en forma escalonada, hasta 19.5%. Si bien el régimen previo incluía la existencia de una alícuota de 21% y otra de 17%, el promedio de contribuciones pagadas en el sector privado según datos del SIPA para el 2016 dan cuenta de una alícuota promedio de 19.39%, con lo que el efecto final de esta modificación implica una pequeña suba de la alícuota que no tiene mayor incidencia sobre el cálculo final.

2017 2018 2019 2020 2021 2022*
19,4% 19,4% 19,4% 19,5% 19,5% 19,5%
El efecto final sobre la alícuota efectiva (es decir, incluyendo la aplicación del mínimo no imponible) es una reducción real de la alícuota para todos los casos, especialmente los tramos medios de ingresos.

3- Se establece la baja escalonada, hasta la eliminación en 2022, de la posibilidad de tomar como pago a cuenta de IVA un porcentaje de las contribuciones patronales. Ese esquema implicaba beneficios fiscales a las empresas establecidas en 83 regiones delimitadas en el decreto 814/2001, en un artículo que se deroga. Este ítem no implica quitar recursos a la ANSES, sino que aporta una ganancia de recaudación en el IVA. Mientras que federalmente se transfiere ese beneficio al estado nacional y gobernadores principalmente, lo pierden los empresarios en función de la zona geográfica (lejanía a las ciudades, zonas de mayor pobreza, de frontera, etc.).


En conclusión, las modificaciones aprobadas en diciembre sobre el esquema de contribuciones patronales implicará una pérdida de $625.000 millones para la ANSES, el PAMI y el Fondo Nacional de Empleo.

Por año, la pérdida será la siguiente:

2018 2019 2020 2021 2022 Efecto Total*
-$35.822,4M -$80.571,1M -$125.053,8M -$169.671,2M -$214.188,7M -$625.307,8M


Si la ley de reforma previsional implicó un ajuste a la baja al ingreso de las personas jubiladas, esta norma disminuirá los recursos disponibles para pagarlas, afectará las prestaciones de la principal obra social del país y reducirá los montos disponibles para el seguro de desempleo. Los beneficios serán especialmente para el sector empresarial, que contará con una menor carga sobre los salarios que pagan: el peso de las contribuciones se reducirá al 11,3% de la masa salarial imponible. En esta rebaja, el beneficio empresarial no incluye una consideración federal como el anterior beneficio del pago a cuenta de IVA por región.