El Diario de Gualeguay
Desde 1901 al servicio de la región
54 3444 412846
Jueves, 18 de octubre de 2018
SUPLEMENTOS • DECO Y DISEÑO
lunes, 05 de febrero de 2018
Cocina “Francesa”
Primera parte: francesa rústica. La cocina “Francesa” es uno de esos lugares, que ni bien entramos, nos enamora, ¡quedamos fascinados!
Este tipo de cocina campestre es un lugar atrayente, es un sitio donde es agradable estar, cálido y práctico a la vez.
Un espacio con carácter propio de increíble sencillez y delicadeza.
Hoy en día podemos apreciar y encontrar distintos diseños, pero siempre siguiendo el mismo estilo, la misma impronta. Lo que varía es el acabado de los muebles, los colores, la mesada de cocina.
En este artículo, voy a destacar la cocina “Francesa rústica”.
Este estilo cuenta con una marcada influencia en las cocinas de campo, casas que se encontraban a las afueras de la ciudad en siglos pasados. De este modo, si queremos que nuestra cocina se asemeje a las cocinas francesas debemos seguir ciertos códigos.

- Los tonos amarillentos y marrones son los protagonistas, junto con el uso de la madera como uno de los materiales destacados.
- Siempre tenemos que apostar por muebles de madera, con la presencia de estanterías y armarios, así como vigas de maderas en el techo, que le aportan al conjunto un marcado estilo rústico.
En cuanto a los muebles, deben estar realizados siempre en madera, para conseguir ese aire rústico francés.
Debo mencionar que antiguamente las cocinas francesas tenían mesas que eran bastante grandes de modo que toda la familia se sentaba a desayunar y comer todos los días, para disfrutar los variados platos.
La madera de pino es quizás la madera ideal para este estilo de mesas, ya que brindará un aire mucho más de campo.
La madera oscura o natural, cualquiera de los dos tonos que elijamos, será ideal como material principal de la cocina.
Una técnica decorativa para pintar los muebles que combina muy bien en este estilo, son las patinas en efecto degradado o craquelado, en color azul o amarillo.
- Las paredes y techos apuestan por los tonos en blanco o colores muy claros, favorece a que se destaque el mobiliario y los accesorios.
- Los colores más intensos como azules o verdosos, se utilizan más como colores secundarios, los podemos encontrar en algunos elementos como las ventanas, puertas o armarios.
- El revestimiento de azulejos a media altura, preferiblemente esmaltado cubriendo solo el área del lava vajilla y el artefacto de cocina. El resto de las paredes con un acabado en blanco.
- Los pisos de piedra, baldosas de terracota o cerámica clara, son perfectos para una cocina de estilo rústico francés.
La piedra laja o el ladrillo también son una buena opción, ya que evitan el aspecto frío de la cerámica tradicional.
- Las ventanas de las “cocinas francesas rústicas”, se adornan siempre con cortinas que tengan todo tipo de motivos florales o de rayas, estos diseños eran los más populares en la Francia rural.
- No debemos olvidarnos de elementos que le aporten personalidad a nuestra cocina, como cacerolas y sartenes de variados tamaños, colgados de alguna repisa, la idea es tenerlos siempre a mano para cocinar.
- Los adornos y accesorios son variados, aportaran una mejor ambientación para el estilo que pretendemos conseguir:

Las canastas de mimbre con frutas y verduras.
Los ramos de hierbas secas como la lavanda, el romero, laurel.
Los detalles de hojas secas o ramos de flores secas, le darán un toque romántico a nuestra cocina.
Las ristras de ajo y otros elementos para cocinar que también decoran, pueden estar a la vista.
Repasadores, agarraderas, cuadros, etc. deberán tener imágenes de flores, animales como el gallo que es un ícono de la cocina francesa, productos de granja como frutas, verduras, trigo, maíz,…
Alguna maceta de barro con hierbas aromáticas.
¡Bon apetit!

Saludos,

Claudia Martin
Diseñadora de Interiores
Diseñadora en arreglos florales