El Diario de Gualeguay
Desde 1901 al servicio de la región
54 3444 412846
Jueves, 18 de octubre de 2018
DEPORTES
martes, 13 de febrero de 2018
¿Bou o Ábila?, esa es la cuestión para Guillermo
Guillermo apostó por el ex Gimnasia como titular, pero no rindió, y probó con Wanchope. En los pocos minutos que estuvo en cancha, el ex Globo recibió el cariño de los hinchas, y futbolísticamente pesó más que el entrerriano. ¿Qué hará Guillermo con Banfield? Algo ya adelantó..
Walter Bou o Ramón Ábila, la gran incógnita de estos tiempos en la Ribera. Fue uno de los interrogantes antes del reinicio del campeonato y lo es ahora, con las tres fechas que ya pasaron. Aunque esta duda en la elección del nueve titular, quizá está más vigente en la cabeza de Guillermo Barros Schelotto que en el resto del mundo Boca.

Desde que Wanchope pisó el club, por su actitud y el entusiasmo que mostró por vestir la camiseta de Boca, se metió enseguida en el corazón de la gente sin siquiera haber pisado una cancha. Por eso sobran las ganas de verlo jugando al lado de su amigo Carlos Tevez. Ojo, Guillermo también anda con la idea de tirar al delantero a la cancha, pero -por ahora- viene respalda a Bou y dio sus porqué:

"Wanchope llegó con una lesión de Huracán, y sobre el final de la pretemporada se sumó al grupo. Se está poniendo a punto, para estar en su mejor versión. Cuando uno quiera un nueve de área, voy a buscar en jugadores como él, Vadalá o Bou. Es una posibilidad", comentó Barros Schelotto en la antesala del Celeste.

Y después del partido con Temperley, el Mellizo volvió a hablar del interrogante "Bou o Ábila" en "Boca de Selección" y remarcó: "Bou es titular porque por su velocidad puede ser de mayor utilidad a Tevez cuando juega de enganche o suelto en el medio, de lo que puede ser Wanchope. Pero de acuerdo al partido y al rival lo vamos a ir acomodando eso".

Cuando le consultaron sobre la razón por la que no juega Ábila, el Mellizo fue clarito: "Lo hablé con Wanchope, si está en Boca, forma parte del plantel y vamos a utilizarlo. Fue goleador donde estuvo".


Hace rato que Bou no demuestra estar a la altura de Boca. Con Darío Benedetto adentro del equipo, ya sea por lesiones y por bajo nivel, el entrerriano no tuvo continuidad ni tampoco rindió en los pocos minutos que estuvo en cancha:

En las 12 fechas de la Superliga que se disputaron el semestre pasado, Bou no fue titular nunca y en los 42 minutos que jugó en total, no convirtió ni un solo gol. Encima, cerró el año con lesiones.

Recién en el reinicio del 2018 con Colón de Santa Fe, con el Pipa en rehabilitación y Wanchope Ábila recuperándose del desgarro con el que había llegado a Boca, Walter Bou se ganó la chance de jugar su primer partido de titular en el torneo. Y en los 53 minutos que jugó con el Sabalero, no rindió.

Al partido siguiente con San Lorenzo, Guillermo probó otro esquema y lo dejó afuera del once. Fue una de las variantes que metió el Mellizo en el Gasómetro, pero en los 31 minutos que estuvo merodeando el área no pesó lo suficiente.

Con la baja de Pablo Pérez, Guillermo volvió al esquema del cruce con Colón y Bou regresó al equipo con Temperley. Pero en la mejor posibilidad que tuvo para cortar la malaria, demostró lo mal que viene con el arco:


A los 33 minutos, Pavón asitió a Bou después de una de las mejores jugadas colectivas de Boca, pero el delantero increíblemente la puso al lado del palo. Después no hizo demasiado para compensar su ineficacia en las redes.

Se le abren las puertas

El nivel flojo que tuvo Walter Bou frente al Gasolero, le dejó aún más abierta esa puerta a Ramón Ábila para lo que viene. Sobre todo porque Wanchope entró enchufadísimo en su debut.

Hasta pudo convertir en su bautismo con la de Boca; pero el palo le negó la felicidad de tener ese debut soñado junto a su amigo Carlos Tevez. Al menos, Wanchope ya mostró parte de su potencial: Mostró unas ganas locas, y se movió como si el área de la Bombonera fuera su lugar en el mundo.

Además los hinchas de Boca lo recibieron con un cálido abrazo y una lluvia de aplausos pocas veces vista para un refuerzo.


Wanchope y su remate en el palo.

Más allá de todo esto, lo positivo fue que en los pocos minutos que estuvo en cancha, Wancho hizo mucho más que Bou. Veremos si esta pequeña diferencia futbolística que marcó el amigo de Carlitos en el terreno de juego, representa algo en la semana.

¿Qué hará Guillermo para el encuentro con Banfield en el Florencio Sola? ¿Repetirá la idea que planteó con Temperley? ¿Quién podrá compensar la ausencia de Benedetto? Por ahora, el puesto que quedó vacante desde la grave lesión del Pipa en la rodilla no tiene dueño. Hoy por hoy, para el Mellizo, ¿Bou o Ábila?, es la cuestión.