El Diario de Gualeguay
Desde 1901 al servicio de la región
54 3444 412846
Miércoles, 12 de diciembre de 2018
SUPLEMENTOS • PAISAJISMO
En Aquel Paisaje donde Vivo…
viernes, 13 de abril de 2018
La huerta en casa
La huerta es un espacio, delimitado, donde se cultivan especies vegetales para uso personal de manera planificada.
¿Qué quiero decir con esto?, que podemos decidir que plantar para poder utilizarlo en un tiempo futuro.
Para organizar una huerta no se necesita mucho dinero, aunque algo siempre se invierta, la mayoría se pueden realizar con materiales reciclados.

Cuando planificamos, lo primero que tenemos que observar es donde la vamos a realizar. Es importante tener en cuenta que es un lugar que va a permanecer mucho tiempo, que necesita muchas horas de sol directo, que haya agua disponible y lo mas importante que la calidad de la tierra sea buena. En el caso que no posean tierra natural de buenas características, como ser nutrición y textura, no tienen por qué decepcionarse, hay técnicas muy sencillas como por ejemplo incorporar compost, algún tipo de mejorador de textura como es la perlita o la vermiculita. También es bueno incorporar hojas de árboles secas cuando se preparen los canteros de siembra o plantación.

Los canteros normalmente tienen entre 70 y 120 cm de ancho por el largo que ustedes quieran. Esas medidas son para canteros perimetrales y centrales respectivamente.

Los pasillos rondan los 50 cm de ancho como mínimo. Piensen que los pasillos tienen que ser cómodos porque desde ahí es donde se van a realizar todos los trabajos de limpieza, siembra, mantenimiento, repique, etc.

Obviamente, la huerta es un espacio particular y el diseño lo pueden imponer ustedes con la mayor creatividad que se les ocurra. Lo único a tener en cuenta son las características de las plantas que vamos a cultivar.

Si en sus casas o terrenos hay animales sueltos, les aconsejo que construyan una cerca perimetral para evitar que ingresen y rompan o se coman algo. Se pueden utilizar cercos de madera, alambrado, chapa, palos, los materiales que se les ocurran mientras cumplan la función de delimitar el lugar.

Respecto a los pájaros, siempre está el bien ponderado y conocido espanta pájaros, vestido de jardinero, que ayuda de alguna manera a que los pájaros no se posen en la huerta y se coman las semillas. También hay otros tipos de equipamientos que se pueden inventar utilizando materiales de reciclado, como ser botellas plásticas, discos compactos que no sirvan, chapitas de gaseosas, etc. El objetivo es que estas se muevan con el viento o hagan ruido cuando se choquen entre sí.

El agua es fundamental para un buen desarrollo de la huerta, así que ingeniárselas es una manera muy divertida de buscar una solución. Por ejemplo, en la huerta que mi mujer construyó, colaboré con un sistema de riego por goteo. Simplemente colocamos un balde de pintura en desuso de 20 litros en uno de los postes que demarcan la huerta y desde él sale una manguera que fuimos perforando en cada uno de los lugares que necesitábamos que llegara el agua. Simple y concreto, nos ahorra mucho tiempo. Como esa hay muchas más soluciones, todo queda en el uso de la imaginación y los recursos que posean a mano.
Espero que se entusiasmen con las huertas y las pongan en marcha pronto.
Saludos y hasta la próxima.

Diego Berardi
Especialista en Planificación del Paisaje