El Diario de Gualeguay
Desde 1901 al servicio de la región
54 3444 412846
Martes, 25 de septiembre de 2018
REGIONALES • ACTUALIDAD
miércoles, 12 de septiembre de 2018
Cómo actúa la streptococcus, la bacteria que causó la muerte de cuatro niños
Médicos especialistas descartaron un brote de Streptococcus pyogenes y aseguran que la posibilidad de contagio es baja.
El streptococcus pyogenes es una bacteria que se transmite por vía aérea y es una de las principales responsables de generar infecciones de garganta en los niños, como la faringitis o las anginas.
También puede irrumpir cuando existen lesiones en la piel, entre ellas la varicela. Son poco habituales sus formas "invasivas", que se producen cuando esta bacteria invade el torrente sanguíneo.

Cuatro chicos murieron y otros tres se encuentran graves por esta "enfermedad invasiva" producida por el streptococcus pyogenes. El vocero del Ministro de Salud porteño y jefe del Departamento de Medicina General del Hospital de Niños Ricardo Gutiérrez, Eduardo López, descartó que se trate de un brote y remarcó que la posibilidad de contagio es baja.

"Fallecieron dos pacientes, uno de 3 años y otro de 7", precisó Eduardo López, vocero del ministro de Salud porteño y jefe del Departamento de Medicina General del Hospital de Niños Ricardo Gutiérrez. La tercera muerte ocurrió el la ciudad de Rosario y corresponde a una nena de seis años, que falleció el viernes pasado por una septisemia generalizada. Desde Epidemiología de la provincia de Santa Fe confirmaron en las últimas horas que había contraído la bacteria streptococcus pyogenes.

Según consignó López, los dos pacientes perdieron la vida en el Hospital de Niños Pedro de Elizalde, en el barrio porteño de Barracas. Uno era residente de la Capital Federal, mientras que el segundo era oriundo de la localidad de Avellaneda, en la provincia de Buenos Aires.

Qué es

El streptococcus pyogenes es un estreptococo del grupo A (GAS, por sus siglas en inglés). Es el agente etiológico de la escarlatina, faringoamigdalitis y fiebre reumática. Su espectro de enfermedad varía de infecciones leves como las mencionadas hasta infecciones invasivas graves: shock tóxico, fascitis necrotizante, neumonía y celulitis, entre otras.


La tasa de incidencia en su forma invasiva es de 4.97/10.000 egresos hospitalarios, con una proporción similar a Uruguay, siendo la infección en la piel la puerta de entrada predominante de la bacteria y la tasa de letalidad de 7.6%, según estudios médicos. El pico de la enfermedad se encuentra en los niños en edad escolar para ir declinando en la adultez.


En algunos casos este cuadro no deriva de una progresión de anginas. El agente etiológico está ligado a una toxina que puede provocar infecciones graves especialmente en piel (fascitis necrotizante), bacteriemia y sepsis.


Cuando se desencadena el proceso "invasivo" del streptococcus pyógenes, existe una alta probabilidad de mortalidad en los menores de edad, en torno al 20 por ciento. "Es una de las bacterias más comunes. Lo que es extraño es cuando toma una forma invasiva, pero si se está en alerta, un tratamiento antibiótico administrado de manera precoz con penicilina puede funcionar", indicó López a este medio.

Los síntomas



Según precisó López en diálogo con Luis Novaresio en radio La Red, "se trata del mismo agente productor de la escarlatina y en general da cuadros relativamente benignos, que son faringitis con dolor de garganta, fiebre, molestia para tragar y lesiones en la piel", que "a veces parecen simples lastimaduras o granitos".

El infectólogo indicó que "esta bacteria excepcionalmente puede pasar a la sangre y afectar los órganos", pero enfatizó que tanto el riesgo de complicación como de contagio "es bajo".




Prevención

El médico destacó que una consulta precoz -dentro de las 24 horas- ayuda a frenar el contagio y al avance de la enfermedad. Además, resaltó la importancia de tener ambientes ventilados, no tocar las lesiones en la piel y lavarse las manos.



Descartan un brote

A pesar de los casos registrados en el Hospital Elizalde, López buscó tranquilizar al informar que lo detectado "no es un brote", sino tan solo "un proceso que puede ocurrir" de manera aislada o casual ante diversas infecciones.



Gollán coincidió con la opinión del funcionario porteño. "Es raro, me resulta extraño que sucedan cinco casos y que esta bacteria circule de manera tan letal y rápida, pero no es un brote", consideró el sanitarista al diferenciarlo de la alerta epidemiológica.



Consultado sobre el rol que puede tener desde el área de Salud frente a estas enfermedades, el ex funcionario aclaró que este tipo de cuadros hospitalarios "no se resuelven con más recursos", vacunas o campañas preventivas, sino que basta con reforzar la vigilancia y emitir una alerta epidemiológica para que el "personal médico esté atento a actuar rápidamente".