El Diario de Gualeguay
Desde 1901 al servicio de la región
54 3444 412846
Martes, 25 de septiembre de 2018
SUPLEMENTOS • CAMPO Y CHACRA
viernes, 14 de septiembre de 2018
Crece la estabulación de vacas bajo galpón en Argentina
De los 4 recorridos propuestos en el Tour Lechero 2018 organizado por TodoAgro, tres de los cuatro establecimientos visitados funcionan bajo galpones de compost, un sistema de encierre que va ganando terreno año tras año.
Ya son más de 50 las empresas tamberas que en Argentina se decidieron por la estabulación de vacas bajo galpón.

Los tres tambos con vacas estabuladas que se recorrieron en el Tour Lechero Argentina 2018 se decidieron por el galpón de compost, también llamados compost barn (por su traducción al inglés), que es un sistema de alojamiento en donde los animales descansan y permanecen gran parte de su tiempo en la cama de compost conformada por tierra, las heces de los animales y un sustrato que en la zona de Córdoba es por lo general cáscara de maní, aunque también se ha probado paja de trigo, aserrín o heno.

Los diseños de los galpones tienden a parecerse (se construyen con orientación este-oeste, para evitar el impacto del sol), aunque difieren en cuanto a la ubicación de la calle de alimentación y la superficie asignada a cada vaca. Al tratarse de un sistema vivo es indispensable un monitoreo periódico y un manejo diario con herramientas adecuadas para lograr que la cama sea mullida, amigable y sana, donde las vacas se echen, estén cómodas y produzcan más y mejor leche.

Radiografía de la estabulación de vacas

Un relevamiento realizado por TodoAgro a nivel nacional permitió determinar una radiografía de la estabulación de vacas en ordeño en Argentina.
En el país, construidos o en construcción, hay 56 establecimientos con galpones que alojan vacas en lactancia, tanto en sistemas free-stall, compost barns o dry-lot. La provincia de Córdoba lidera este tipo de infraestructura con 33 establecimientos con galpones construidos o en construcción para vacas en lactancia.

Si se desagrega por tipo de estabulación, en Córdoba hay 8 free-stalls funcionando –la mayoría con cama de arena- y 1 en construcción; de tamaños diversos. El relevamiento de TodoAgro arrojó como resultado que en Morteros hay uno de 120 vacas (el tambo posee 2 robots de ordeñe), en Sacanta hay dos construidos (uno de ellos de la familia Piatti), y otro en construcción para 600 vacas.

En Ticino, el establecimiento de los Lorenzati cuenta ya con dos galpones free-stall de 400 vacas cada uno, con camas de cáscara de maní, en Colonia San Bartolomé, la familia Olocco posee otro con 300 vacas bajo galpón, con camas de goma, en Pozo del Molle la familia Suppo tiene un free-stall con 450 vacas y está construyendo otro galpón similar, en tanto que en Ordoñez hay un establo de 500 vacas, y en Freyre, el Establecimiento San Miguel de Marcelo Casale posee otro free-stall con 300 vacas.

Pero en la provincia mediterránea lo que viene creciendo fuerte es el galpón de compost (con sustrato de cáscara de maní), y ya hay 10 compost barns funcionando y 8 en construcción. Desde hace varios meses están en marcha galpones de compost en Tío Pujio (familia Lorenzatti), y en Arroyo Algodón, medianteun megaestablo tipo quincho, de techo de paja, de 300 metros de largo y 32 de ancho (Establecimiento Alfredo José de Héctor Bertone). También eligieron el galpón de compost los establecimientos Angela Teresa en Ana Zumarán, El Moncho en Villa Nueva, Agreste SA en Las Perdices, Don Silverio de la familia Rivoiro en Freyre (que además posee un tambo calesita), la familia Artusso en Canals, la familia Bessone en Calchín, los Noya en Tránsito y el Establecimiento Doña Luisa de Martín Bono en Oliva.

En construcción hay ocho galpones, en Tío Pujio, James Craik, Adelia María, Monte Maíz, Las Varas, Manfredi y dos proyectos en marcha en Oliva, uno de los cuales incorporará tres robots.

Además en la provincia de Córdoba hay 4 dry-lots con techo en la pista de alimentación funcionando, dos de ellos en Marull (Vaira y Scolari), otro en La Para (Alegre) y un cuarto en Capilla de los Remedios (Gianella).
Otro galpón que se está reconstruyendo (lo impactó el viento) en la zona de Ballesteros es el de la familia Lavaroni, y hay un megagalpón construido al este de Villa María, aunque todavía sin vacas, en uno de los tambos de Marcelo Fabro.

En la provincia de Santa Fe, el relevamiento realizado por TodoAgro concluyó en que la decisión de grandes empresas agroindustriales –que explica la mayoría de los 13 establecimientos existentes con galpones- fue para la opción de los free-stalls.
La empresa La Ramada de la familia Gonella construyó 4 free-stalls en las localidades de Llambí Campbell, Rincón de Ávila, Hipatia y Sarmiento. Los establecimientos de La Ramada tienen además la guachera y el preparto bajo galpón en algunos de estos enclaves productivos.

El tambo de mayor producción del país que es Adecoagro también eligió ese sistema (free-stall) y ha completado el circuito bioeconómico, al construir un biodigestor para producir energía renovable con el tambo.

Adecoagro posee 3 módulos de producción, con más de 3.600 vacas por cada unidad productiva con 4 galpones cada uno (los galpones del tercer módulo están en construcción, y ya hay dos funcionando) y todo el sistema de ordeñe es rotativo. Las tres unidades de producción se encuentran en un mismo campo de la compañía, que utiliza para la producción lechera cerca de 10.000 hectáreas, en la zona de Christophersen, en el sur santafesino, donde se genera el alimento y la reposición para los tambos.

También eligieron el sistema free-stall la familia Fumero (Cañada Rosquín), García Hnos. Agroindustrial (Gobernador Crespo) y Jordan y Ribero SA en Hipatia.

En Santa Fe también es muy reconocida la familia Chiavassa que ha construido 3 galpones de compost con 1.200 vacas en ordeñe en cercanías de Carlos Pellegrini, en el centro-oeste santafesino. Muy cerca de allí la familia Garnero construyó otro galpón de compost con más de 250 vacas en ordeñe.
En construcción hay un compost barns en la zona de San Guillermo, en el noroeste santafesino.

Matías Coll, un pionero
En la provincia de Buenos Aires el relevamiento de TodoAgro destaca que ha sido una provincia pionera en compost barns, de la mano del productor Matías Coll de Pehuajó quien por estos días está terminando de construir un segundo galpón. El primer galpón se construyó en 2011, y sus vecinos, la familia De Ocampo también optó por este sistema, al igual que La Polvorilla en la zona de Castelli y Altos de Casares en Vicente Casares. La empresa Boyer y Turchi acaba de inaugurar un galpón de compost en Trenque Lauquen, y los Difonzo construyen el suyo en Estación Vela, partido de Tandil, donde además incorporarán robots. Radiografiando vacas en lactancia bajo galpón en Buenos Aires, también hay un dry-lot en la zona de Los Toldos.

En Entre Ríos hay 5 establecimientos que se han decidido por estabular vacas bajo galpón, tres de ellos en sistemas compost barns en Gualeguaychú, Urdinarrain y Villa Elisa, en tanto que los Jannon de Villa Elisa están construyendo un free-stall, y hay un dry-lot de Agropecuaria El Durazno en Urdinarrain.
En Salta, en tanto, ya hay un galpón de compost que construyó Leopoldo Lee Figueroa de la empresa San Rafael Agropecuaria en el Valle de Lerma, que aloja cerca de 200 vacas, aunque por estos días frenó la ampliación de ese establo por el fuerte ajuste de márgenes en el negocio lechero.

Por José iachetta – Redacción TodoAgro