El Diario de Gualeguay
Desde 1901 al servicio de la región
54 3444 412846
Domingo, 18 de noviembre de 2018
SUPLEMENTOS • ESPECTÁCULOS
martes, 06 de noviembre de 2018
Todos contra Sol Pérez
Después del bochornoso final del viernes la ex chica del clima hizo su descargo y señaló que fue "atacada por todos" y que no valoran su esfuerzo en la pista. También les apuntó a Lourdes Sánchez y Mariela Anchipi, del BAR, a las que acusó de faltarle el respeto.
Sol Pérez no está teniendo el mejor de los Bailando. Después de un 2017 en el que fue la preferida de los jurados, este año parece ser que decidieron que sea la receptora de todos los reclamos, de todas las críticas y la ex chica del clima no está dispuesta a bancárselo.

Es por eso que esta semana culminó con Sol Pérez abandonando la pista tras mantener un polémico ida y vuelta con los jurados y los integrantes del BAR. Luego de realizar su performance del ritmo libre, Marcelo Tinelli le había recordado a la participante unas declaraciones en las que aseguraba que no entendía los roles de Lourdes Sánchez, Mariela “La Chipi” Anchipi y Jorgito Moliniers.

Fue entonces que la mujer del Chato Prada se indignó: “Comprendo que no entiendas el BAR porque no entendés de técnica, de pasos, de tiempo. Últimamente estás bastante sorda bailando”.

Pero el escándalo se dio cuando Lourdes decidió bajarle un punto: “Técnicamente, la verdad es que mucho no podemos corregir. Sentimos que Inés Stork bailó mucho más. Sol bailó poco y...”, atinó a decir. Sin querer terminar de escucharla, Sol se fue: “Chicos, les mando un beso. Gracias. Seguimos por el sueño de Bahía Blanca”, lanzó. A lo que Sánchez intervino: “Bueno, esto es Sol Pérez, una maleducada. Es una falta de respeto. ¡¿Quién sos Sol Pérez?! Para nosotros es un -1”.

Luego de lo sucedido, la exchica del clima hizo un descargo en Instagram: “Hoy nos tocó vivir una situación rara, donde TODOS nos atacaron. Atrás de cada coreografía hay mucho trabajo, horas y horas de ensayo. NUNCA se valoran. Yo acepto cualquier puntaje, lo que no acepto es que no sea la misma vara para todos. Que una persona vaya sin apostar a nada nuevo y sin horas de ensayo y se le ponga diez, cuando uno deja todo para poder innovar y mejorar”.