El Diario de Gualeguay
Desde 1901 al servicio de la región
54 3444 412846
Jueves, 18 de abril de 2019
NOTAS LOCALES
Kinesiólogo Gilberto Báez
domingo, 14 de abril de 2019
“La técnica y el acompañamiento emocional son parte de nuestra profesión”
Ayer, 13 de abril, fue el Día del Kinesiólogo. Hoy continuamos hablando de esta especialidad tan importante para mantener una buena calidad de vida.
Segunda Sección estuvo en AVAN, Centro de Rehabilitación en nuestra ciudad, donde conversamos con el kinesiólogo Gilberto Báez, quien desde hace más 40 años ofrece sus servicios en nuestra ciudad. Hoy trabajo en equipo junto a sus hijas y otras especialistas en rehabilitación, tarea fundamental de este instituto.

“En AVANT tratamos todo lo que sea enfermedades neurológicas, lo más común y conocido como el ACV, Parkinson y enfermedades neurodegenerativas. Somos un equipo de trabajo, por eso hemos conseguido en este momento la habilitación como Centro de Neurorehabilitación”, comienza diciendo el Klgo. G. Báez, para luego agregar: “Conmigo trabajan mis hijas, una de las cuales es neuróloga y la otra es neurooncóloga, más Melina Velázquez, terapista ocupacional y una fonoaudióloga. Estamos atendiendo las necesidades que tiene la gente de Gualeguay en el cual no había un instituto que ofreciera al paciente todas las especialidades en lo que hace a rehabilitación neurológica”
Más adelante G.Báez expresa: “En nuestra ciudad hay muchas personas con estas enfermedades, algunas más importantes o graves que otras, pero que todas necesitan la atención especializada, que es fundamental, como es importante la prevención. Cuanto más temprano se empieza un tratamiento, hay mayores posibilidades de recuperación parcial o total”.

Ante la consulta sobre posibilidades de rehabilitación y colaboración de los pacientes, manifiesta: “Desgraciadamente son enfermedades con una recuperación incierta; siempre hay mejorías, por ahí no es total. Los pacientes son reacios en un principio; tienen que superar el duelo y empezar a aceptar la enfermedad, para luego luchar para recuperarse. Hay un período en el cual les cuesta el ingreso, el que los vean, el mostrarse con su discapacidad; ahí es clave el trabajo del psicólogo para que lo ayude en la aceptación”.

En cuanto a la cobertura de las obras sociales, G. Báez comenta: “Son tratamientos prolongados, pero la ventaja hoy es que la mayoría de las obras sociales, ya sean sindicales, como prepagas, están atendiendo las necesidades de estas patologías. La mayoría se han adherido al Plan Nacional de Discapacidad, lo que hace que el paciente tenga una atención casi gratuita para él”.

Más adelante se refiere acerca de la franja etaria y causa evitables de ciertas patologías: “Antes, la mayoría pensábamos que era una enfermedad de la tercera edad, principalmente el ACV o el Parkinson, y hoy se está dando mucho en gente joven. El que entra a un centro de este tipo se sorprende de la cantidad de personas jóvenes con estas problemáticas. Mucho pasa por la falta de consulta al médico ante determinados síntomas, como dolor de cabeza, falta de controles de la presión o del colesterol. Si no se les informa bien que una vez que comienza a estar medicado tiene que mantener el tratamiento, la mayoría de por vida, cuando se sienten bien, lo dejan. La presión no avisa, es una enfermedad silenciosa que cuando sube de golpe y producir un ACV obstructivo o hemorrágico. Cualquiera de los dos se produce por el aumento brusco de la presión. Hay otras enfermedades que inciden como la diabetes, colesterol alto. Hay que controlarse, prevenir”.

Luego G. Báez se refiere a otras formas de prevención: “Hoy en día está muy publicitada la necesidad de hacer ejercicios, caminar, algo aeróbico que ayuda mucho a mantener la salud, ya sea mantener en buen nivel el colesterol, a bajar la diabetes, a respirar mejor, a bajar de peso evitando la obesidad, a funcionar mejor y a evitar riesgos. De igual manera es importante dejar el cigarrillo en forma total y el alcohol en forma desmedida. Si eso no se respeta, son causa que predisponen para que estas enfermedades se hagan presentes, y si ocurre, hay que enfrentarlas, que no es fácil, pero no imposible”.

Le preguntamos sobre aparatos o elemento de trabajo: “La aparatología no es tan especial, en cuanto a nosotros, los kinesiólogos; son elementos especiales para ayudarlos a que se sientan seguros en la primera etapa. Acá cuento, aparte de lo común como son las rampas, paralelas, bicicletas, elevadores, camillas de bipedestación, que vamos incorporando en la medida en que se van creando las necesidades. No es que son elementos especiales, son necesarios. En este centro todo está dedicado a la rehabilitación; no se hace gimnasia general. Puede ingresar alguien, por ejemplo, mayores que no se pueden para de la cama y en ese caso necesitan un poco de rehabilitación para mejorar la fortaleza, el trofismo muscular y distintos apoyos que le podemos brindar o le indicamos, ya sea un bastón determinado, o un andador”.
Para finalizar, G. Báez expresa: “Estoy ofreciendo mi servicio como kinesiólogo hace más de 40 años, ya casi retirándome, pero mi idea es seguir como coordinador de este centro y tener alguien a cargo para que pueda seguir cumpliendo con su función. Soy uno de los socios fundadores del Colegio de Kinesiólogos de de Entre Ríos; tengo el número 39 y hoy, en Gualeguay, debemos ser más de 45 y en la Provincia ya hace mucho que superamos los mil especialistas”.