El Diario de Gualeguay
Desde 1901 al servicio de la región
54 3444 412846
Jueves, 18 de abril de 2019
REGIONALES • ACTUALIDAD
Polémica
lunes, 15 de abril de 2019
Descuartizó a su novia hace 12 años... y ahora busca pareja en Tinder
Pablo Víctor Cuchán es tristemente célebre por haber sido condenado por descuartizar y quemar en una parrilla a la joven Luciana Moretti en Ingeniero White.
Tiempo atrás y luego de pasar algo más de una década en la cárcel, abrió una cuenta de Tinder (aplicación para buscar pareja) y, si bien eso trascendió, no escarmienta.

Sofía tiene 21 años y pudo haber caído en las garras de este asesino en potencia. "Entré por curiosidad a una sección de Facebook destinada para buscar pareja y anoche me llegó una notificación de este tipo", resaltó la joven en un medio, aún asustada por la inesperada irrupción del femicida.

Y continuó con su relato, durante la entrevista con el periodista Germán Sasso: "Entre los datos que se podían ver, se indicaba que estaba en Monte Hermoso. La red social te da dos respuestas: Me interesa y No, gracias. Como conocí el caso y asocié su cara con aquel episodio, elegí la segunda opción".

"Reporté ese perfil ante la red social. Tiene una foto y el nombre es Pablo 39. Cuando ves la imagen que posteó te das cuenta que es él. Mi mamá me dijo que denuncie ese perfil. Yo no permití que vea mi edad ni otros datos de mi cuenta, solo puede observar mi foto", aseguró Sofía, quien cerró mencionando que expone esto que le ocurrió "para que este sujeto no busque más chicas en las redes".

Cabe recordar que en marzo de 2017, quien fuera condenado inicialmente a 18 años (luego a 17) en un fallo que no está firme, fue acusado de perseguir, insultar y cruzarle el auto a una ex pareja en pleno centro de Monte Hermoso.

EL CASO

Sin lugar a dudas uno de los casos más estremecedores en Bahía Blanca fue el de Luciana Jimena Moretti (15), ocurrido el 16 de octubre de 2004. La menor terminó descuartizada e incinerada en la parrilla de la vivienda de Juan José Valle al 3600, del barrio 26 de Septiembre.

Ese fatídico día Pablo Víctor Cuchán regresó de un boliche y la llamó para que fuera a su casa en Ingeniero White. Ella fue sin pensar que tenía los minutos contados.

Su cadáver fue seccionado, incinerado en una parrilla y luego sepultado en distintos lugares, la mayor parte en el patio de dicha vivienda.

Durante el juicio --a principio de julio de 2007-- Cuchán intentó justificarse y dijo que estuvieron consumiendo droga hasta que en un momento Luciana se desvaneció. Él no supo qué hacer con el cuerpo.

Creyéndola muerta, la llevó hasta el fogón y la prendió fuego. Para eso utilizó "20 litros de solvente y 10 bolsas de leña", según sus propias palabras, Pero negó haber desmembrado el cuerpo.

Fuente: LA BRÚJULA 24