El Diario de Gualeguay
Desde 1901 al servicio de la región
54 3444 412846
Lunes, 23 de septiembre de 2019
DEPORTES
domingo, 19 de mayo de 2019
Olympique de Lyon, imbatible en el fútbol femenino: ganó su cuarta Champions al hilo
Goleó 4-1 a Barcelona, el primer club español en disputar la final. Ada Hegerberg, ganadora del primer Balón de Oro femenino, hizo tres tantos y se llevó la pelota.
Jugó bien, gustó y goleó. Olympique de Lyon sacó a relucir sus mejores armas y no tuvo piedad con el Barcelona -primer club español en llegar a la final- para ganarle 4-1 y levantar su cuarta Champions League femenina consecutiva. Ada Hegerberg, ganadora del primer Balón de Oro femenino, hizo tres tantos y se llevó la pelota.

En el Ferencváros Stadion de Budapest (Hungría), el poderío del conjunto francés despertó a las blaugranas de su sueño, y en apenas media hora dejó liquidado el asunto a su favor con cuatro tantos.

Tras haber hecho de su solidez defensiva su argumento para llegar a la final, acumulando siete partidos consecutivos sin recibir goles, Barcelona vio rápidamente cómo su imbatibilidad se terminaba.

Tres de esos goles llevaron la firma de Ada Hegerberg, gran beneficiada del daño que hacía su compañera Shanice van de Sanden por el ataque desde la banda derecha. Y es que la holandesa fue como un puñal por ese costado en cada galopada, poniendo centros que siempre llevaban peligro.


El 1-0 llegó por intermedio de la alemana Dzsenifer Marozsán en el minuto 5. Mientras que Hegerberg, ganadora del primer Balón de Oro femenino, conquistó de la misma forma su doblete y luego redondeó su hat trick con un remate a quemarropa

Habiendo transcurridos 30 minutos solamente, el equipo que entrena Lluís Cortés estaba cuasi petrificado. La arquera del Olympique, Sarah Bouhaddi, fue una mera espectadora durante el primer tiempo.


El ingreso de la nigeriana Asisat Oshoala mediada la segunda parte del encuentro le dio otro aire a un Barça sin chispa en labores ofensivas. De sus botines, justamente, llegaron dos ocasiones para anotar y también el gol del descuento.

Una asistencia rasa de Lieke Martens, a la espalda de las centrales del Olympique, propició un sprint de la nigeriana, que, después de hacer un recorte hacia dentro, terminó la jugada con un disparo raso que batió a Bouhaddi.

La argentina Soledad Jaimes, que se sumó en enero al equipo francés, no ingresó pero festejó su tercer título con la camiseta del Lyon, tras la Liga y la Copa de Francia.

Fue, en definitiva, una temprana goleada (la mayor en el tiempo reglamentario del partido decisivo desde la creación de la competición en 2009), que contrasta con la resolución de sus tres últimas finales, dos por penales y una en la prórroga.