El Diario de Gualeguay
Desde 1901 al servicio de la región
54 3444 412846
Martes, 20 de agosto de 2019
NOTAS LOCALES
domingo, 11 de agosto de 2019
Marianela Di Pascua: "los veganos luchamos por los derechos de los animales"
Marianela Di Pascua es militante del veganismo, profesora de yoga y emprendedora local. Realiza desodorantes 100% veganos, que vende en frascos de vidrios y bolsas de cartón o papel. Ella hace todo lo necesario para no causarle ningún daño al medio ambiente y proteger nuestros cuerpos.
Al ser vegana, no utiliza nada que tenga origen animal ni que tenga que ver con la explotación animal. Desde la alimentación, donde no consume ningún tipo de carne, ni huevos, ni lácteos derivados de la leche, hasta productos de belleza, como cosméticos. Tampoco utiliza nada en su vestimenta que contenga cueros o lanas, por ejemplo, ni consume espectáculos, ni visita zoológicos. En eso se basa el veganismo.

Su dieta es mucho más sana y económica. Consume legumbres, frutos secos, frutas y verduras, semillas y sus combinaciones. Marianela me contó que hace años que no necesita ir al médico porque no se enferma y que no encuentra ni un solo motivo para dejar el veganismo.

Si gusta tomar un helado, tiene que ser de agua e investiga a fondo qué es lo que contiene. En el supermercado, lee cada etiqueta de los productos que desea adquirir. Hoy día existen varias aplicaciones donde podes buscar el producto y ver si es vegano o no, lo que facilita mucho la tarea. Está todo al alcance de la mano.
La emprendedora, me contó que: "esto es un proceso. Yo fui vegetariana antes de ser vegana y fui parte de la cultura carnívora antes de ser vegetariana. Los veganos criticamos bastante a los vegetarianos porque están contribuyendo igual a la contaminación. De hecho la industria láctea es de las más crueles que existen. En la cuestión alimenticia son muy sanos siendo vegetarianos, pero en la cuestión ética es más o menos lo mismo.

Todos pasamos por un proceso de transición, de empezar a dudar y a pensar si eso que estoy consumiendo está tan bueno en realidad ¿Es necesario tanto sufrimiento para que yo me coma esta milanesa? Esa es la parte más dolorosa del ser vegano, el darse cuenta de lo que uno está fomentando.

Igual, una vez que tomas la decisión y que comenzas a cambiar los hábitos, que empezas a cocinar porque no hay un mercado, sobretodo en ciudades chicas, que tenga platos ya listos o productos mas al alcance de la mano, y empezas a investigar, a compartir eso, es como que sentís que lo recompensas de esa manera.
De todas formas, siempre está la parte triste porque uno quisiera convencer a todo el mundo y que la gente abra los ojos, pero es un proceso que lleva tiempo como cualquier otro movimiento de liberación que hubo a lo largo de la humanidad".

"El veganismo es bastante amplio porque de un tema se deriva a otro, del consumo al cambio climático. Pero se reduce más que anda, es una filosofía de vida que procura no utilizar ningún producto que provenga de la explotación animal. No solo la alimentación, que es lo más visible, sino todos lo que tiene que ver con el entretenimiento, con la vestimenta, con los cosméticos. Abarca todos los ámbitos de nuestra vida.

Los veganos actuales, van mucho más allá de todo lo que es la alimentación. Sabemos que una de los factores que hace al cambio climático, más allá de la industria ganadera que es la máxima, es también traer hijos al mundo. Es lo que estamos dispuestos a soportar", continuó.

"El objetivo de esto es que se instale el debate al menos. Que llegue a todas las mesas de las casas. Creo que en todas las familias hay alguien que tiene esa sensibilidad o esa curiosidad. Entonces, que haya llegado era lo que se buscaba. De aquí a que el año que viene haya muchos más veganos estaría re bueno. Pero el tema es que al menos la gente se entere, que los adolescentes sobretodo, que son los que están mas consciente de la cuestión de la empatía y del animal como sujeto de derecho, que eso es lo que busca también el veganismo, considerar a los animales no humanos como sujetos de derechos, como personas jurídicas.

Así como hoy los perros y los gatos son super protegidos en nuestra cultura y en otras no. Yo cuando hago esa comparación, la gente se enoja un poco porque les digo que no se comerían a su perrito caniche, lo defenderían a muerte y mientras lo defienden y dicen que están en contra del maltrato animal y se ponen super agresivos por eso, se estás comiendo un animal que en otra parte del mundo es sagrado. A la vez, en ese otro lugar, se comen a los perros, pero está bueno que la gente lo piense y se acerque. Es una cuestión de empatía. No hay que echarle la culpa al: vivimos en una cultura así, toda la vida a mí me educaron de esta manera, no voy a cambiar", explicó.

"Hace un par de semanas se declaró la Emergencia Climática en el Senado Argentino y la dieta vegana es el principal activismo que tenemos que hacer para ayudar a revertir lo que está sucediendo", contó.

En base a esto, quisiera aclarar que los cuestionan bastante porque defienden a los animales y no a los seres humanos. Siendo vegano estás luchando por ambas cosas. Una se deriva de la otra, ya que sin un medio ambiente saludable, sustentable, la vida humana no sería posible.

"Los veganos estamos bastante solos en la lucha, sobretodo en las ciudades chicas. Pero, si uno está convencido y dice la verdad, la verdad va a ser siempre una sola y hay que seguir sosteniéndola, porque sino la miseria sería doble.

Es preferible luchar solo que bajar la cabeza. Pedirnos que dejemos de luchar por eso para no salir heridos, no. Sabemos las consecuencias y estamos dispuestos a enfrentarlas. Si alguno tiene que morir en el intento, estoy segura de que no tiene ningún problema. Se abandona la vida pero no la lucha", finalizó.
Marilina Camino Gomensoro