El Diario de Gualeguay
Desde 1901 al servicio de la región
54 3444 412846
Lunes, 13 de julio de 2020
SUPLEMENTOS • GUALEGUAY COMERCIAL
sábado, 27 de junio de 2020
Plan de negocio para montar una agencia de marketing digital
Gestión de redes sociales, marketing de contenidos, desarrollo web, SEO, diseño gráfico o edición de videos para publicidad online, son algunos de los trabajos más demandados a agencias de marketing y freelancers.
Por otra parte existe una demanda real y un mercado amplio: pymes y multinacionales de los distintos sectores, comercios, organismos públicos, emprendedores, profesionales, etc. necesitan en mayor o menor medida los servicios de una agencia de marketing digital.

Claves y retos de una agencia de marketing digital
Sin duda nos encontramos ante una actividad estimulante, creativa y variada. Aunque los comienzos nunca son fáciles, sobre todo si no se cuenta con una cartera inicial de clientes. Además, la competencia en este sector es muy fuerte y variada: agencias grandes y pequeñas, especializadas o de servicios plenos, personal interno de las propias empresas o el temido intrusismo que acecha peligrosamente a este sector. No existen barreras de entrada y son muchos –personas y empresas- los que creen que pueden prestar servicios de marketing digital sin tener la profesionalidad y formación suficientes. El resultado suele ser la prestación de servicios de mala calidad y a precios inferiores a la media, lo que repercute negativamente sobre la imagen y el prestigio del sector.El reto consiste en cautivar a un público más formado, más exigente y más saturado de información que nunca. Para ser competitivos en este entorno también es necesario formarse y actualizarse de forma constante y estar al día de las tendencias, novedades y funcionalidades que vayan surgiendo. Así, por ejemplo, actualmente son tendencias el crecimiento de la automatización del marketing, la implantación de la inteligencia artificial y de los chatbots para interactuar con el usuario, el vídeo y el audio online. Es lo que se recoge en el Informe “Top Tendencias Digitales 2020” de IAB Spain, la Asociación que representa al sector de la publicidad, el marketing y la comunicación en medios digitales en España.
Comunica para vender
¡Que no se cumpla el dicho “en casa del herrero, cuchillo de palo”! Con frecuencia los promotores de una agencia se dejan absorber totalmente por las tareas productivas o no llegan a desarrollar un perfil comercial, descuidando así la venta de sus servicios. Pon tu arte a trabajar por ti, utiliza técnicas de marketing de guerrilla – ¡crea, sorprende, impacta! – y sobre todo, planifica y sistematiza las tareas comerciales. Organiza tu base de datos, haz contactos y presentaciones de tus servicios, de forma continuada y no esporádica y realiza seguimientos. Sal y haz mucho networking para darte a conocer.

A la hora de comunicar también hay que prestar mucha atención a la consistencia y a la coherencia de los mensajes. “Es importante tener clara una visión del futuro de la agencia para resistir la tentación de dejarse llevar y proyectar una imagen caótica”, afirma Juan Díez, director creativo ejecutivo de la madrileña agencia de marketing digital Entropy.
Servicios más demandados
El marketing digital abarca una amplia gama de servicios y áreas de especialización, que resumimos en los puntos siguientes:

● Diseño y desarrollo web: gestión del desarrollo de programación y usabilidad de páginas web corporativas, institucionales, de producto, tiendas online (e-commerce), catálogos virtuales, aplicaciones móviles

● SEO (Search Engine Optimization): optimización web, indexación y posicionamiento en buscadores así como otras técnicas de Inbound Marketing

● SEM (Search Engine Marketing): diseño y gestión de campañas de anuncios y enlaces patrocinados en los motores de búsqueda como Google Ads

● Social Media y Community Management: estrategia, contenidos, gestión, mantenimiento y medición de la comunidad en las principales redes sociales.
● Analítica web: mediante el uso de herramientas como Google Analytics.

● E-mail marketing y CRMs: campañas automatizadas para clientes fidelizados.

● Planes y campañas de afiliados

● Mobile marketing: Estrategias para la captación y conversión a través de dispositivos móviles.

La contratación del equipo

Una agencia de marketing digital debe contar con distintos profesionales que abarquen todas las especialidades. El reto es rodearse de un equipo de confianza, generoso en la transmisión de sus conocimientos, flexible y dispuesto a seguir aprendiendo. Utilizar y gestionar correctamente herramientas de trabajo colaborativo resulta imprescindible. En función de los recursos y del tipo de actividad y clientela prevista, se puede optar por una plantilla propia de trabajadores o por desarrollar una red de colaboradores freelance. Según Juan Díez, de la agencia Entropy: “Tan importante es estar rodeados de buenos colaboradores como hacer todo lo posible para mantener en plantilla un equipo con experiencia, que asuma el trabajo estratégico y la relación con el cliente”. En el caso de contar con empleados, las principales modalidades de contratación son:

– Contratación indefinida, prestando especial atención a los contratos bonificados (se pueden consultar en la Guía de Contratos del SEPE, Servicio Público de Empleo Estatal), que permitirán ahorrar un dinerillo en la cuota empresarial a la Seguridad Social, que supone entre un 30% y un 35% añadido a la remuneración bruta.

– Contratación temporal: para una obra o servicio, de interinidad o por circunstancias de la producción.

– Contrato de formación y aprendizaje.

– Contrato en prácticas: con quiénes posean un título universitario, de formación profesional de grado medio y superior, dentro de los cinco años siguientes al de terminación de los estudios.

– Contrato a tiempo parcial: por tiempo indefinido o duración determinada.

– Contrato de trabajo temporal a través de una ETT.

El rango salarial del sector se sitúa entre 18.000 y 35.000 euros. En cuanto al trabajo freelance esposible encontrar profesionales de todo tipo. Los honorarios se sitúan en su mayoría entre 15 y 25 €/hora, aunque como siempre, dependen del grado de experiencia y de la valía profesional. Es una práctica extendida en el sector estipular contratos con un número determinado de horas de dedicación o por tareas concretas a cambio de unos honorarios fijos mensuales.