Locales | arte | tiempo | Social

Hoy en el Club Social: Atilín Daneri- Elva Murissi "Amigas en el arte"

Hoy a las 20,20 hs., La Subcomisión de Cultura del Club Social inaugura la muestra de pintura "Amigas en el arte" con obras de Atilín Daneri y Elva Murissi, dos artistas plásticas de nuestra ciudad unidas por la amistad y por el amor al arte.

Hoy a las 20,20 hs., La Subcomisión de Cultura del Club Social inaugura la muestra de pintura "Amigas en el arte" con obras de Atilín Daneri y Elva Murissi, dos artistas plásticas de nuestra ciudad unidas por la amistad y por el amor al arte con quien conversamos días atrás.

A. Daneri: -Cuando finalicé la escuela secundaria me fui a vivir a Buenos Aires y comencé con un curso de decoración de interiores. Ahí descubrí que me gustaba mucho el dibujo, los colores, aprendí perspectiva, diseño. No alcancé a terminar el curso porque fui mamá y me dediqué a mi familia.

-Ya en Gualeguay, con el tiempo sentí la necesidad de volver a la expresión artística. Comencé a pintar cuadritos para los chicos y así un día llegué a la Escuela de Artes Visuales a clases libres. Ahí comencé a pintar con óleo, antes lo hacía con témpera, fue descubrir otras técnicas. Seguí perfeccionándome con el gran pintor Antonio Castro, con Lidia Real, con Claudia Carboni, Diego Guggengein. Más adelante, en Buenos Aires, hice un taller con Juan Lazcano y una temporada con José Marchi, un pintor extraordinario que está exponiendo en Europa. Recuerdo que lo trajimos a Gualeguay para hacer talleres que resultaron maravillosos.

-Con mis hijos ya grandes, continué con mi vocación, siempre en momentos que me regalaba para mí, únicos, exclusivos.

Con respecto a lo que le gusta pintar y el tiempo que le dedica, expresa: -Me atraen cosas simples en general; todas tienen su parte de belleza, solamente que hay que verlas; puede ser una casa en ruinas pero tiene ese encanto de lo que fue, la mezcla de colores descascarados, un objeto, la forma, la armonía, los reflejos, el color, todo tiene algo que me llama la atención y me gusta destacarlos. Tengo temporadas en que me dedico a pintar, estar sólo para eso, necesito meterme en la obra y no dispersarme en otras cosas. Cuando estoy dedicada al arte, puedo empezar, si no me gusta descarto, hasta que aparece la magia, una simbiosis con la inspiración. Puedo estar horas sólo para mí, porque es un regalo para mi alma. Lógicamente que con una familia ya ampliada, uno le dedica más tiempo a ella, y bienvenido que así sea, son prioridad.

Luego dialogamos con Elva Murissi: -Comencé a pintar cuando vivía en Córdoba, en talleres y con óleo; fue poco tiempo. Cuando nos radicamos en Gualeguay, fui una año a Artes Visuales. Ahí aprendí y me divertí mucho, era como una gran familia. Más adelante, junto con el grupo de pintura, tomamos clases con José Marchi, en pintor maravilloso con quien compartimos tres días de aprendizaje y amistad; ¡inolvidable!

Con respecto a las técnicas o temas, expresa: -Hice pocas acuarelas, algo en acrílico, pero a mí me gusta jugar con el óleo. Me gusta pintar paisajes, sobre todo cielos y tormentas que las viví realmente en nuestro rancho, camino al Puerto. Todo el grupo de pintura se iba a ese lugar para compartir arte y charlas; una época inolvidable.

-Si estoy sola, busco aislarme, estar inmersa en lo que estoy creando. Y voy variando; puedo comenzar a pintar una tormenta y luego la voy iluminando, como una búsqueda de la luz, de la esperanza. Pero ahora voy a tratar de reinventar la vida sin Freddy, que fueron 60 años de vida plena. Tengo los mejores recuerdos de mi matrimonio. Me he tomado un año sabático, pero voy a tratar de tener otro despertar, no sé aún cuál, pero seguro algo que tenga vida. Y ahora estoy muy feliz de exponer, más aún por estar junto con Atilín, un ser muy querido para mí.