Provinciales | Bombero | Bebé | vida

Un bombero le salvó la vida a una beba de 7 meses

El martes, en plena Ruta Nacional Nº 12, un bombero voluntario le salvó la vida a una beba de 7 meses que se estaba ahogando.

El dramático momento, que se conoció a partir de la publicación de una testigo, ocurrió el martes por la tarde en plena Ruta Nacional Nº 12, a la altura del kilómetro 230.

Allí, una madre comenzó a correr por la ruta pidiendo ayuda, porque su beba de 7 meses se ahogaba con una bolsa de galletitas. Un bombero voluntario que estaba en el lugar asistió a la mujer y logró salvar a la menor.

Eugenia presenció la desesperante situación y, en las redes sociales, destacó la labor del bombero voluntario de Ceibas, Mauricio Bugia, quien salvó la vida de la beba.

“A las 18.30, al bombero Mauricio Bugia le tocó vivir una situación jamás imaginada en la Ruta Nacional Nº12. Una mamá se encontraba con su bebita en brazos y pidiendo auxilio, ya que la niña, de unos siete meses, estaba teniendo problemas para respirar, debido a que se estaba ahogando con el plástico de un paquete de galletitas”, relató Eugenia sobre lo ocurrido.

“El bombero no dudó en hacerle primeros auxilios. Puso a la bebé, boca abajo sobre su pierna y comenzó a hacerle masajes para que pudiera despedir el objeto. Al cabo de unos segundos, la bebé logró despedir el plástico”, contó. “El bombero no dudó en hacerle primeros auxilios. Puso a la bebé, boca abajo sobre su pierna y comenzó a hacerle masajes para que pudiera despedir el objeto. Al cabo de unos segundos, la bebé logró despedir el plástico”, contó.

“Ahí, la bebé comenzó a largar el llanto, volviendo a respirar y salvándole la vida. Gracias a Dios fue solo un susto y la bebé está hoy con su mamá”, remarcó la mujer a modo de reflexión.

Párrafo aparte, Eugenia destacó el rápido accionar del bombero voluntario que se desempeña en el cuartel de Ceibas, una de las sedes de mayor actividad en la provincia, debido a la gran cantidad de tránsito en la jurisdicción, a partir de la circulación de vehículos por la Ruta Nacional Nº12.

“Al momento de ocurrir el hecho, el bombero Mauricio Bugia no le preguntó el nombre a la mujer o a su bebita. Solamente, hizo lo que tenía que hacer y se despidió”, concluyó Eugenia.

FUENTE: El Once