Locales | caña con ruda | adelaida | pandemia

Caña con ruda: Adelaida continúa con la tradición

Pese a la pandemia, Adelaida cueros, ofrece a sus clientes y ciudadanos en general, la tradicional caña con ruda.

Hoy y como todos los 1 de Agosto se toma la caña con ruda, y asimismo el local de artesanías y cueros Adelaida, independientemente de la pandemia, la ofrece al público, como todos los años.

El consumo de caña con ruda es una forma de festejar el Día de la Pachamama, que se celebra hoy. Esta tradición, que encuentra sus raíces en el norte del país, hoy en día fue adoptada por muchos al conocer los beneficios que puede significar esta bebida para la salud.

El consumo de este brebaje, oriundo de los pueblos originarios, puede ayudar a combatir parásitos y problemas gastrointestinales. Incluso, se lo percibe como un ritual de buena suerte y hasta puede servir como calmante ante la picadura de algunos bichos y alimañas.

En este sentido, dialogamos con Silvana Lencina, dueña de Adelaida, para que nos comente un poco más al respecto. “Hoy estaremos esperando a todos los clientes de Adelaida y a los que no son clientes también para tomar la caña con ruda tradicional”, comenzaba diciendo.

Y continuaba, “Para no cortar la tradición lo decidí hacer igual, pero con protocolo, debido a la pandemia del coronavirus. Vasitos descartables que compré y, sino que cada persona puede traer el suyo y yo le sirvo. Total, son 3 tragos y ya se estarían retirando”

Hay quienes dicen que beber caña con ruda en estos momentos tan complicados de pandemia, aleja al COVID-19, ante esto, Silvana expresó “no creo en el mito de que la caña con ruda sea el enemigo del covid, pero es por lo menos para ponerle un poco de actitud y de onda a lo que queda de agosto y bueno, al como estar la situación, tomar un poco de caña con ruda para poder seguir”

Para finalizar, sostenía “Hace bastantes años que lo vengo haciendo y se me ocurrió como para ponerle un poco de onda, porque agosto es como medio pinchado, uno espera la primavera y demás, me encantó la idea, lo fui implementando todos los años y la gente es la que se engancha, le ponemos un poco de actitud y es un ida y vuelta para cambiar los ánimos”

Dejá tu comentario