Locales | Capacitación emocional | fracaso | camino

Capacitación emocional...descubriendo oportunidades

Una editorial que semanalmente nos acerca para que compartamos con nuestros lectores, el Dr. Bernardo "Cacho" Gandini

En 1940, un joven inventor llamado Chester Carlson, habló de su idea a 20 grandes compañías, entre las cuales estaban las más importantes de Estados Unidos, y todas rechazaron su invento. En 1947, tras 7 largos años de rechazos, finalmente encontró una pequeña empresa en Rochester, New York, la Haloid Corporation, que quiso adquirir los derechos de su invento: La transferencia electrostática de imágenes, de una superficie foto-conductista a papel, es decir, la xerografía. Haloid se convirtió en la compañía Xerox tan conocida hoy. Indudablemente la persistencia de Chester y la visión de Haloid Corp., lograron el éxito en la gestión. La persistencia es parte de una personalidad resiliente…

¿Cuál es la receta para el éxito? Estas son las preguntas más frecuentes que las personas se hacen sobre el tema. La mayoría buscan el éxito de cualquier manera, mientras otras se preocupan por evitar los fracasos. Las verdaderas historias de éxitos están construidas de talento y esfuerzo, pero de muchas aventuras y sinsabores. El fracaso es un camino que elegimos por naturaleza, cada uno elige estar bien o estar mal; también se elige sentarse en el camino viendo a los demás correr o seguir adelante sin parar. El que decide correr lo tiene que hacer con mucha pasión y dedicación, pasión por los obstáculos que se encuentran y dedicación las piedras que hay evitar para no caer nuevamente.

El fracaso enseña mejor que el éxito, porque se puede ver en cada desilusión un estímulo. Esto les sucede a quienes poseen una actitud positiva para determinar objetivos y metas; una actitud negativa es determinante del fracaso.

Lo que determina un resultado exitoso es nuestra actitud positiva, el querer hacer bien las cosas, aunque reconozcamos que nuestras cualidades y virtudes sean limitadas. Cuando tu deseo de éxito supera el miedo al fracaso, y se descubre la razón por la cual ese éxito es importante, entonces nada impedirá alcanzarlo. El éxito es un deseo de superación, que muchos sólo lo ven pasar por que es la meta final de todo ser humano; superar nuestros propios miedos para vencer al fracaso tiene que poner en práctica la valentía de reconocer lo que se ha hecho y hace mal.

Si mides 1.60 y eres lento probablemente debas renunciar a tu meta de ser un jugador de la NBA. Pero si te has propuesto una meta que es alcanzable y posees ese talento, apasiónate no te rindas, el camino será largo, pero el éxito será seguro. Te equivocarás muchas veces, te desanimarás, pero nunca te rindas; practica y sigue aprendiendo, y aceptando que el equivocarte es una nueva posibilidad para alcanzar el éxito.

La automotivación, sumada a la vocación y el apasionamiento por las metas y objetivos, serán los ingredientes para los buenos resultados, sorteando los obstáculos que se interpongan en el camino.

“No puede haber amistad donde no hay libertad”
William Pen