Locales | Caroline Högner | india |

Caroline Högner: India, país de contrastes si los hay

Continuamos viajando por la India. Hoy Caroline Högner nos habla de una verdadera curiosidad, dos formas de ver un mismo símbolo, muy contrapuestas, por cierto.

Hay 3 símbolos que usan mucho en India y Nepal que son el Om, la esvástica y la estrella Shadkon (para nosotros la estrella de David)

El Om, el símbolo de lo esencial en el hinduismo significa unidad con lo supremo, la combinación de lo físico con lo espiritual. Se usa principalmente en el interior de las casas para la paz y bienestar del hogar.

La esvástica se usa afuera de la casa como símbolo de suerte y prosperidad.

No se sabe con precisión cuál es el origen exacto de esta cruz, pero se han encontrado esvásticas en objetos de más de 15.000 años de antigüedad en la zona de lo que ahora es Ucrania. Se cree que el nombre viene del sánscrito svastika, que significa “buena suerte” o “buena fortuna” y que se utilizaba en la zona euroasiática. Con el paso del tiempo, la esvástica fue adoptada por muchas culturas —especialmente de la cuenca del río Indo— y hoy se encuentra en el hinduismo, el budismo o el jainismo como un símbolo de buena fortuna.

Para entender cómo acabó un símbolo de buena fortuna convertido en icono de una época oscura en la Historia hay que irse al siglo XIX. Durante estos años, las excavaciones arqueológicas proliferaban alrededor del mundo.

En el curso de las excavaciones en yacimientos de antiguas culturas indoasiáticas se descubrieron muchos objetos que tenían la esvástica grabada. Aquellos arqueólogos y orientalistas importaron algunos de estos símbolos y tradiciones a las culturas europeas de la época. Así, la esvástica empezó a utilizarse en muchos ambientes como un símbolo de buena suerte.

A la vez que la esvástica llegaba a Europa, los nacionalismos iban tomando cada vez más peso entre los distintos estados del continente, entre ellos Alemania.

Durante el siglo XIX, se descubrieron objetos de tribus nómadas arias en excavaciones arqueológicas con esvásticas grabadas en ellos. De este modo, empezó a asentarse la creencia entre los grupos más nacionalistas alemanes de que tuvo que haber existido una raza originaria de la región de Eurasia —a la que llamaron “raza aria”— que dio origen al pueblo alemán. Según esta teoría, los pueblos germanos descendían de una raza superior, una raza que tenía un pasado y símbolos como la esvástica.

Y es ahí donde entra en escena la cruz gamada. Distintos partidos nacionalistas alemanes de la época la adoptaron como símbolo de la pureza de la civilización y la raza aria, pero serían los nazis quienes la hicieron definitivamente suya.

De este modo la esvástica pasó de ser un símbolo universal de buena suerte y fortuna a representar al Partido Nazi.

Sin embargo, desde hace décadas hay movimientos que reivindican la historia de este símbolo y trabajan por darle su significado real de nuevo.

Y la estrella es símbolo de prosperidad y energía. Son dos triángulos entrelazados, lo femenino y lo masculino, el cielo y la tierra.

Aunque sea difícil determinar cuál fue la cultura que inicialmente empleó el hexagrama regular como símbolo, el origen del mismo probablemente es asiático y, presumiblemente, mesopotámico, dado que la presencia de la estrella-símbolo se remonta a la antigua Babilonia.

Además de ser empleado por el judaísmo, el hexagrama regular se hace presente también en antiquísimas culturas del extremo oriente tales como la hindú y la china,

Reaparece en mandalas indoeuropeos que exhiben la geometría mítica de los vedas y en el sintoísmo de los japoneses.

En Nepal se usa en las escuelas como símbolo de educación, de progreso. Qué loco que dos símbolos con orígenes “indios” con tanta connotación positiva para ellos sean para los occidentales símbolos que enfrentan culturas, creencias, razas.