Locales | Covid-19 | Gualeguay | costanera

Falta de responsabilidad en el comportamiento de la población

Los días feriados, en especial los domingos, muchas personas muestran una total falta de responsabilidad en la prevención del contagio de Covid-19

Los días feriados, en especial los domingos, muchas personas muestran una total falta de responsabilidad en la prevención del contagio de Covid-19, virus fácilmente trasmisible y agresivo en muchos organismos. Nuestra ciudad fue de las primeras en presentar casos, después de los cuales pasamos casi 4 meses sin contagios, pero desde hace algo más de un mes se va manifestando en varias personas, mientras se han tomado muestras de otras tantas cuyo resultados aguardamos expectantes.

Los protocolos vigentes ante la “nueva normalidad” marcan claramente el uso de barbijo, la distancia social en todos los ámbitos y la prohibición de compartir mate o bebidas de la botella o de vasos. Pues parece que la gente no entiende, o no toma la dimensión de lo que significa este virus desconocido, no sólo para las personas de riesgo, sino para jóvenes a los cuales se les complica el cuadro.

Los últimos domingos y feriados, en horas de la tarde, en sectores del Parque y, sobre todo de la Costanera, hemos observado gran cantidad de personas, junto a sus vehículos, en grupos muy numerosos, sin distancia y sin barbijo, mientras toman de un mate común o de la misma botella. Lo menos que causa es indignación ante esta total falta de respeto por la salud ajena, si es que la de ellos no les interesa, porque están violando las reglas más elementales de cuidado.

También llama la atención la falta de controles, aunque a veces es entendible ante semejante dispersión de la población en diferentes lugares. Por esta razón, desde esta Hoja, llamamos a la reflexión y a la responsabilidad de cada uno, y si aún así continúan violando el protocolo, ante la imposibilidad de controlar, consideramos necesario el cierre de lugares de esparcimiento al aire libre, aunque lamentablemente esta medida afecte a los que guardan las normas y el respeto por ellos y por sus semejantes. Pensemos que estamos muy cerca de ciudades donde el contagio se ha multiplicado y complicado por la gravedad de algunos casos y por desbordar hospitales y centros privados. Nuestro ánimo no es la crítica, sino conservar lo que se había logrado con tanto esfuerzo.

Dejá tu comentario