Actualidad | covid | medidas | Entre Ríos

Entre Ríos: Habló la ministra de Salud tras los anuncios del presidente

La ministra de Salud de la provincia habló del panorama ante la segunda ola de Covid y las posibles medidas a tomar tras los últimos anuncios del presidente Alberto Fernández.

En la entrevista con el programa Cuestión de Fondo (Canal 9 Litoral) aseguró que el cumplimiento de los protocolos sigue siendo la clave para modificar o no las restricciones.

—Esta realidad nos fue cercando por el ingreso de nuevas cepas a la provincia, esto avanzó a pasos agigantados.

—Exactamente, nosotros igual teníamos una proyección que siempre al inicio de las campañas de invierno, en la etapa estacional de bajas temperaturas, siempre se precipita la transmisión de virus respiratorios, y en este caso también además de la presencia de los otro virus, no solamente de la presencia de las nuevas variantes que tenemos hoy en nuestro país, pero a su vez nosotros ya habíamos tenido un brote a fines de diciembre y principios de enero, muy importante, que se sintió muchísimo, en nuestro sistema sanitario sobre todo en la ocupación de camas críticas. Ahora fue en un crecimiento vertiginoso.

—¿Hubo algún lugar que le haya sorprendido el crecimiento?

—No, el crecimiento se dio en departamentos donde hubo alta circulación de personas, sobre todo de circulación ligadas al turismo, pero no por las actividades en sí de cumplimiento o no, sino porque hubo cierto relajamiento en la costa del Uruguay, en localidades específicas hubo un crecimiento exponencial de casos que la verdad no nos sorprendió porque en cierta forma era un comportamiento esperado, lo que sí el impacto fue importante. Sí quizás los trabajadores de Salud y desde el sistema de Salud, porque ya llevamos más de un año de pandemia, estábamos esperando un poco más de tiempo. Además tenemos lecciones aprendidas de toda la pandemia que no vamos a volver a cometer, en cuanto a quizás el uso de los elementos de protección personal, del estilo “astronauta” como pasó el año pasado, cuando no pasaba nada del virus, y todo lo que aprendíamos era l que ocurría en los países del norte. Pero si se fija en lo que pasó en los países del norte, es la réplica de lo que nos está pasando en los inicios del otoño y lo que va a ser el inicio del invierno. Entonces las lecciones aprendidas también hoy nos programan y también nos preparan para organizarnos de otra forma. Lo que sí estamos en una situación de mucho cansancio y un sistema sanitario que no puede expandirse más.

—Mientras tanto uno ve que en las últimas semanas estuvo la fiesta de Crespo, de Santa Elena, de Chajarí, de Gualeguay, usted instruyó a sus asesores legales a que pidiera a la Justicia que se investigue por esta situación de las fiestas ¿Cuánto le sorprendió la reacción política que hubo de los intendentes?

—Verdaderamente es un contrasentido porque como autoridad sanitario tengo la función indelegable, es más, autoridades de la oposición en año pasado ante situaciones de eventos masivos y demás, me pidieron explicaciones, incluso presentaron nota solicitando cuál había sido mi intervención, si había puesto en conocimiento de la Justicia, y en este caso lo que uno hace es para preservar la salud de la población. Es la función indelegable como funcionario público poner en conocimiento del juez, no denunciar a los intendentes, sino poner en conocimiento del juez federal teniendo en cuenta que ya ha habido intervenciones de la Policía de Entre Ríos donde se han labrado actas, y donde también se han reiterado numerosas actuaciones que evidentemente no han tenido sus resultados. Además estábamos ante una eminente situación de características epidemiológicas que tenemos el deber de acercar la información a las autoridades competentes.

—¿Qué datos tuvieron ustedes sobre qué nivel de contagios hubo en las escuelas de la provincia?

—Tuvimos muy pocos contagios, no se dan en los ámbitos escolares, es un ejemplo de trabajo mancomunado entre las autoridades del personal docente y del personal de salud a fin de establecer y cumplimentar. El contagio se da en el tránsito de los adultos para transportar, llevar o fuera de los ámbitos donde interactúan los adultos responsables de esos niños que concurren al establecimiento.

—¿Hoy no sería necesario volver a la no presencialidad?

—Hay que analizar todo en contexto, porque dependemos también de la responsabilidad de los adultos, tanto de los niños y de los adolescentes, porque hay escuelas nocturnas, no hemos tenido salvo en burbujas específicas.

—El cierre de horarios de 20 a 6 ¿se puede aplicar acá?

—Entre Ríos tiene sus particularidades por sus situaciones geográficas, también sus particularidades territoriales. Si todos cumpliéramos con el protocolo no tendríamos necesidad de estar cerrando ninguna actividad.

—Lo que pasa es que nos encontramos con situaciones, como adultos mayores, algunos con función pública en la Justicia, funcionarios de la provincia, en un casamiento del sábado. Después vienen las consecuencias. Y son personas que tienen que dar el ejemplo.

—Esta actividad se desarrolló en los últimos días. El DNU se establece por una situación epidemiológica, están los indicadores que estamos analizando, y por lo tanto lo que se aconseja es restringir la circulación de persona, porque son las personas en las que se transporta el virus.

—¿Cuántas personas están vacunadas en Entre Ríos?

—A hoy tenemos 135.000 personas vacunadas y 157.603 dosis aplicadas.

—¿Y cuántas llegaron?

—Llegaron más de 2180.000, y la novedad es que van a llegar más, nos anunciaron que están por llegar 900.000 dosis de AstraZéneca al país, por lo tanto nos dirán las dosis que nos corresponde. Tenemos un cálculo por grupos de edades, calculamos un 35% de la población a vacunar, hemos proyectado más de 400.000 personas el total entre 18 años y mayor de 100. Dependemos de lo que llegue, hemos andado muy bien en cuanto a la celeridad y al escalonamiento y también la celeridad de aplicabilidad de las dosis. La semana pasada aplicamos más de 28.000 dosis en la provincia, dependemos de la cantidad que lleguen. Estamos haciendo un campaña muy estratégica, más localizada y focalizada, con una simultaneidad con otra campaña de vacunación que lanzamos ayer en Urdinarrain con la campaña antigripal que es muy importante poder desarrollarla incluso con la misma cobertura que desarrollamos el año pasado, por lo cual nos permitió eso y la cuarentena mediante, no tener casos de influenza ni de bronquiolitis en la provincia.