Locales | Covid | gastronómicos | turismo

Covid y reclamo de gastronómicos y hoteleros

El secretario adjunto del sindicato de Hoteleros y Gastronómicos, José Ricardo Trlin Carelli, visitó Gualeguay días atrás. Dialogamso sobre el sector y covid

En el marco de las protestas de gastronómicos locales por la continuidad de sus actividades, el secretario adjunto del sindicato de Hoteleros y Gastronómicos, José Ricardo Trlin Carelli, visitó Gualeguay días atrás, oportunidad en la que dialogamos sobre la situación del sector debido a la pandemia de Covid.

En primer lugar, consideró: “Estamos en una situación que nosotros hacemos una gran diferencia. Una cosa fue el 20 de marzo cuando todo esto empezó que era algo muy nuevo donde lo primero que se hizo fue cerrar todo. Después empezamos a trabajar desde el sindicato en los protocolos porque sabíamos que existía un virus y teníamos que aprender a convivir, de hecho fue una de las actividades que primero sacó los protocolos, tanto en la hotelería como en gastronomía, y después tenemos esto que al aumento de casos lo primero que se discrimina es la gastronomía y la hotelería, lo primero que hace un intendente es automáticamente cerrarla. Nosotros tenemos una actividad donde gracias a Dios no tenemos ningún trabajador que este contagiado por haber estado trabajando, y es un lugar donde los clientes están seguros porque precisamente lo que se hace es trabajar con los protocolos para que las dos partes estén cuidadas, tanto el cliente como el trabajador”.

Consultado sobre cuántos hoteles han cerrado sus puertas debido a la pandemia, expresó: “No tenemos el número de hoteles que ya hayan cerrado, sí hay algo que desconocemos, que es cuántos van a poder abrir, son hoteles que todavía están cerrados porque el turismo no estaba habilitado en la provincia, entonces al no haber turismo es inviable tener un hotel abierto. Hay algunos hoteles, si bien la hotelería está habilitada para cierto tipo de pasajeros, pero no sabemos cuántos van a volver a abrir cuando se reactive el turismo”.

“Veníamos de una actividad económica muy golpeada ya en el país, esto no nació el 20 de marzo, ya veníamos con distintos problemas y en aquella fecha, cuando empezó el año, recién se estaba empezando a repuntar que era un año que se podía hacer cosas, ya ahí era complicado llegar a fin de mes, y con todo esto, teniendo ventas por delivery, con los salones cerrados, que una vez que lo abrieron con cierto distanciamiento donde la cantidad de mesas no son las mismas, por supuesto que no es rentable para nadie mantener un negocio así”, enfatizó.

En tanto, mencionó: “En esto se ha dado mucho enojo entre una actividad sí y una actividad no. Nosotros no estamos enojados con nadie y no nos queremos comparar y mucho menos pelearnos con la gente de salud, no nos vamos a apelar con un enfermero o un médico, lo que nosotros decimos es que nuestra actividad es segura, hay contagiados, pero lo que no queremos es seguir siendo los discriminados de siempre, que cada vez que pasa algo, y esto ha pasado en toda la provincia, lo que cierran es la gastronomía. En muchos lugares las reuniones sociales las han dejado permitidas, donde uno cuando va a una casa nadie sabe cuántas personas entran ni cómo se cuidan, en la gastronomía sí se toman todos los recaudos necesarios, no es un lugar que sea un foco de contagio”.

“Creo que ya se aguantó demasiado, ya no hay más tolerancia, ya no hay forma de seguir sosteniendo esto, tanto desde nosotros que representamos a los trabajadores, como los empresarios para seguir con sus puertas abiertas. Esto no es una pelea ni siquiera entre empresarios y sindicatos porque nunca tuvimos por qué pelear porque defendemos intereses distintos, si nos necesitamos mutuamente, entonces en esto por supuesto que estamos de la mano para que se haga una reapertura y le exigimos a las autoridades con los controles que sean necesarios, nadie quiere abrir y que se llene el local, que se abra en algunas localidades como en Paraná por ejemplo estuvimos peleando con el intendente de allá la extensión horaria que le da cierta fluidez de gente que no tienen que ir todos juntos al mismo horario. Si no hay diálogo con los hoteleros y gastronómicos de cómo trabajar de parte de las autoridades, lo único que hacen es pedir el cierre directamente”, terminó.