Espectáculos | Dady Brieva | Mariela Anchipi | Catalina Dlugi

Dady Brieva fue increpado en un restaurante y su esposa reaccionó: "Necesitan odiar"

La bailarina y coreógrafa Mariela Anchipi habló de un escandoloso episodio en el que el actor Dady Brieva fue insultado por una mujer

Dady Brieva pasó por un momento incómodo cuando salió a cenar con su familia y fue agredido verbalmente por una mujer que se encontraba en el lugar. El episodio fue narrado por su esposa, la bailarina y coreógrafa Mariela Anchipi, en diálogo con la periodista Catalina Dlugi en su programa Agarrate Catalina de AM La Once Diez. “Me parece muy loco, necesitan odiar”, remarcó “La Chipi” respecto a los insultos que recibió Brieva, los cuales fueron escuchados por sus hijos, Felipe y Rosario.

“Él maneja un ‘sin filtro’ impresionante en la vida. Trabaja de eso, de la exageración en sus comentarios. Por eso mucha gente lo quiere”, comenzó diciendo Anchipi, para luego referirse a la otra cara de la moneda. “Lo sufrimos mucho, a veces hay gente que hace comentarios innecesarios en lugares donde estoy con mis hijos, como en un restaurante”, contó, y aludió al reciente hecho: “El otro día una mujer le dijo una gansada, y la gente misma del lugar dijo ‘qué desubicada’”, remarcó. “La señora le dijo algo así como ‘¿por qué no te morís?’, un montón”, manifestó.

image.png

Según el testimonio de Anchipi, el escándalo que se vivió en el lugar fue “una locura”. “Es que es muy loco, es como que necesitan odiar a las personas y mostrarlo. Pasar por semejante papelón”, subrayó, y habló del alto perfil que tiene Brieva. “Mi marido dijo muchas cosas que pueden haber molestado a alguien, pero lo dijo en un contexto de humor o exageración. Él se hace cargo”, expresó, e hizo una salvedad: “No somos funcionarios ni empleados públicos, no es nuestro deber marcar un ejemplo ni nada. Él trabaja con el humor y la exageración, te puede gustar o no”, enfatizó la esposa del humorista.

Como el episodio fue presenciado por los dos hijos que tienen en común, Anchipi contó que entablan muchas charlas con ellos debido a estas situaciones. “Hablamos un montón, tuvieron que madurar muchas cosas antes de tiempo, y saben que son hijos de personas públicas”, concluyó.