Locales | Dilema | huevo | gallina

¿Qué fue primero, el huevo o la gallina?

Este es un gran dilema que para las personas suele ser difícil de responder; la respuesta es muy obvia, aunque cueste resolver esta pregunta filosófica

Este es un gran dilema que para las personas suele ser difícil de responder; la respuesta es muy obvia, aunque cueste resolver esta pregunta filosófica, popularmente conocida. El huevo o la gallina es un dilema que proviene de la interrogación ¿Qué fue primero?, ya que del huevo nacen las gallinas y así respectivamente. Esta expresión está llena de antigüedad porque condujo a los filósofos antiguos a cuestionar cómo se originó la vida y el Universo.

En el habla popular, al referirse a la cuestión «el huevo o la gallina» hace hincapié a la curiosidad de preguntarse qué fue primero, pues esta sentencia es una falacia del tipo círculo vicioso. Referirse a este dilema también se utiliza como una forma de plantear la importancia sobre cuál es el punto exacto que debe ser solucionado para resolver una situación compleja.

En esta forma de ver un problema yace la naturaleza fundamental de la cuestión, ya que la respuesta literal podría ser un tanto obvia. El dilema, entonces, procura elevarse a cuestiones metafísicas, con un planteamiento metafórico. Para entender mejor dicha representación metafórica, la pregunta se puede reformular de la siguiente manera: ¿Qué vino primero, X que no puede venir sin Y o Y que no puede venir sin X?

Este cuestionamiento no es algo de este siglo, viene desde la antigüedad, veamos algunos referentes filosóficos y científicos, qué decían al respecto:

Aristóteles (griego) (384 a. C.-322 a. C.). Afirmó que lo primero en existir fue la gallina, pues el acto precede a la potencia.

Plutarco (griego) (46-126). Hizo una comparación del dilema con la creación del mundo.

Macrobio (romano) (395-423 d. C.). Destacó la trascendencia que suponía la cuestión.

Stephen Hawking y Christopher Langan concluyeron que fue primero el huevo que la gallina. Langan presentó un detallado estudio del problema en 2001.

Lo cierto es que es prácticamente imposible saber con exactitud este gran interrogante. Desde la evolución, la ciencia tiene, en ambas respuestas, algunos cabos sueltos. Actualmente lo más cerca a la verdad es que primero fue la gallina, existió antes que el huevo debido a que una proteína hallada en los ovarios de las gallinas, la ovocledidina-17 (OC-17), cumple una función clave en la formación de la cáscara del huevo. Pero aun así no puede afirmarse como algo empírico, la ciencia es extremadamente meticulosa en sus cuestiones. La física cuántica, por ejemplo, nos dice que existieron ambas a la vez, pero es un tema muy difícil de comprender, hasta para los mismos físicos.

No hay que alterar nuestros sentidos buscando una respuesta inmediata; este tipo de interrogantes nos ayudan a meternos en el magnífico mundo del saber, la investigación, la observación y comprobación de las preguntas que nos hacemos. En vez de preguntarnos si fue primero la gallina o el huevo, yo en lo personal, me pregunto: ¿quién fue primero, el hombre o la mujer? El debate queda abierto hasta el fin de los días.