Locales | Fundación el Cobijo | ley | Equinoterapia

La Fundación el Cobijo, aguarda por la ley

En 2018 ingresó al Congreso un proyecto de ley que pretende regular la actividad de los centros de equinoterapia. Uno de ellos funciona en Gualeguay.

En Entre Ríos hay 22 agrupaciones de equinoterapia que aguardan contar con una ley que regule la actividad y esperan que pronto se trate un proyecto presentado en septiembre de 2018 en la Cámara de Diputados de la Provincia, que en marzo ingresó a la Comisión de Salud.

En este contexto, dialogamos con Clara Inés Valor Arribillaga, quien tiene a su cargo el único centro de equinoterapia que funciona en la ciudad de Gualeguay; para que nos comente cuales son los beneficios de ésta terapia y sus sensaciones y expectativas en lo que respecta al proyecto de ley.

El Centro de Equinoterapia que tiene a su cargo Clara Valor, se llama “Fundación el Cobijo”, y el mismo funciona desde julio del 2017 en las instalaciones de la Sociedad Rural Gualeguay.

Cabe destacar que, para las personas con discapacidad, la equinoterapia es una terapia alternativa que constituye un complemento como cualquier otra terapia. Es por ello que Clara nos comenta “Lo lindo de esta terapia es que el caballo es quien realiza toda la función. La terapia es al aire libre, con viento, sol, lluvia, frio, calor, se pueden apreciar los colores, los olores, son un montón de estímulos alrededor y con el caballo en el medio tratamos de hacer juegos, de poder relacionarnos no solo nosotros con nuestros pacientes jinetes, sino ellos con el caballo”

Y continuaba “ante esto se estimula muchísimo todo lo sensorial, lo motor y la percepción. Ya que hay que tener en cuenta que el caballo le brinda a nuestros pacientes el calor por su temperatura, el andar tridimensional y los impulsos rítmicos que llegan al cerebro, y eso ayuda muchísimo. Esos son los patrones principales de la terapia”

En lo que respecta al proyecto de ley que se presentó en el Congreso provincial, Clara afirma “está buenísimo por un montón de factores, primero porque los centros están pidiendo de alguna manera la regulación de la actividad. Más que nada para que podamos contar con medios de seguridad, con seguro de paciente jinete, con seguro de voluntarios, del predio, contar con una emergencia médica, con veterinarios que se hagan cargo de los caballos. También para contar con una rampa, baños y espacios adecuados”

Y prosigue “Este proyecto de ley que todavía estamos esperando que se apruebe y se trate, ayuda muchísimo. También hay que tener en cuenta que va a nuclear a todos los centros de Entre Ríos; y que en muchos de los mismos se va a trabajar con un equipo interdisciplinario, entonces de esa manera podes tener en los diferentes centros, Terapistas Ocupacionales, Psicólogos, Fisiatras, Maestras Especiales”. Al tiempo que agregaba “de esa manera el abordaje a los chicos es muchísimo más completo y es lo que la mayoría estamos haciendo”

En otro párrafo le consultamos sobre el caso particular de la “Fundación el Cobijo”. Ante esto, Clara Valor expresó “En cuanto a los seguros, nosotros siempre fuimos súper afortunados porque Sancor desde un comienzo nos cubrió. Pero tengo entendido que hay un montón de lugares donde les ha costado el tema de cubrir, por el hecho de no tener el aval de la ley”

En cuanto a las Obras Sociales, “al no existir una nomenclatura, muchas no cubren ésta terapia. Entonces los padres tienen que abonarla o acudir a un recurso de amparo. Y es realmente complicado porque la discapacidad no puede esperar”, alegaba.

Cerca del final, Clara Valor afirmó “Estamos todos los centros pidiendo por la ley que es súper importante para nosotros, porque no solo cubre la terapia a los chicos, sino que vamos a tener la regulación de cada centro que se abra y también es una fuente de trabajo. Porque hoy tenemos mucha gente que solo es voluntaria, que lo hace de corazón, no hay plata en el medio, y trabajar con animales conlleva un gran gasto, mas con caballos. Por eso pedimos y necesitamos la ley. Que la gente se ponga en el lugar de los padres de las personas con discapacidad, hay que ser más empáticos porque uno nunca sabe si lo vamos a necesitar”

“Quiero darle las gracias al equipo de voluntarios que son una pata súper importante en esta tarea dentro de la Fundación el Cobijo. Ya que todo lo que hemos logrado ha sido con mucho trabajo y apoyo de empresas privadas. También quiero agradecer a los papás y mamás que nos apoyan y confían en nosotros y vamos por la ley”, culminaba Clara Valor Arribillaga.