Argentina y el Mundo | Gastos | playa | Precios

Gastos playeros: Cómo están los precios en Mar del Plata

Recorrida por los principales balnearios permite para conocer los precios de las bebidas, comidas, el alquiler de sombrillas, reposeras y otros gastos playeros.

El bolsillo del veraneante marca el pulso de un día de playa en Mar del Plata donde la térmica ha superado los 30 grados. El disfrute en la arena viene acompañado por operaciones matemáticas y la búsqueda de precios. Alquiler de sombrillas, almuerzo, darse un "gustito", hidratarse. Todo suma en el gastos playeros:. ¿Cuánto se gasta, en promedio, cada día de vacaciones?

Una recorrida que realizó Clarín por La Perla, La Popular, La Bristol y El Torreón muestra que, por ejemplo, se puede almorzar en un chiringo playero a un valor de entre $ 320 y $ 370 (por una hamburguesa y gaseosa).

La hamburguesa completa, el plato elegido por una amplia mayoría y disponible en todos los espacios se puede conseguir a $ 250 sin la bebida (sola a $ 180 o $ 200). Sándwiches o súper panchos entre $ 150 y $ 170, un cono de fritas chico a $ 120 y el infaltable choclo playero a $ 120.

La oferta en bebidas va desde el agua o gaseosa a $ 120 (vendedores ambulantes la tienen a $ 100) hasta licuados que, sin importar la variedad, cotizan entre $ 120 y $ 200, dependiendo del sector y tamaño del vaso. El de banana con leche o frutilla y naranja con agua están entre los preferidos de la temporada. Por disposición municipal, está prohibida la venta de alcohol en la arena, pero en el cemento se pueden encontrar tragos refrescantes a $ 300 y el litro de cerveza industrial entre $ 250 y $ 390.

Javier, dueño del puesto Alicante que se encuentra en La Perla, dice que los precios aumentaron entre un 30% y un 35% en comparación con el año pasado. "Mucha gente trae su almuerzo, pero si pasan todo el día en la playa necesitan buscar algo fresco a la tarde", señala.

Los amantes de las rabas tienen que abonar $ 400 para conseguir una porción de calamares en los puestos callejeros. Consumir un café doble frente al mar puede valer $ 150. Por ejemplo, un desayuno de café doble con dos medialunas se consigue a $ 200 y el jarrito con una medialuna a $ 120 en un parador del Torreón.

Muchas familias llegan a la playa con heladerita y la vianda

"Diciembre nunca arrancó. Nosotros dependemos mucho del clima porque no trabajamos los días de lluvia. Notamos que la gente está consumiendo menos. Viene de forma esporádica y el horario pico es a partir de las 13", le dice a este diario Nahuel, empleado del chiringo ubicado en el Balneario Saint Michel donde trabaja desde hace 3 años, mientras le hace señas a un cliente para indicarle el cartel que dice "uso de tapabocas obligatorio". En la arena no rige esta regla, pero sí en las espacios comunes y lugares de atención al público.

En las pizarras de los paradores se visibilizan distintas promos: $ 250 el super pancho más limonada, se lee escrito con tiza blanca en un cartel de La Bristol. También, almuerzos a $ 500 que incluyen alguna porción de carne con su respectiva guarnición. El balneario incluso, ofrece alquiler de sillones por todo el día a $ 150.

Las heladeritas que la gente trae desde su casa son furor en la Costa Atlántica. "Es más seguro y fresco. Gastamos $ 400 en armar los sándwiches de jamón y queso para dos personas. Esta opción nos da confianza y permite hacerlos separarlos a nuestro gusto", argumentan Celeste y Gabriel, una pareja que lleva 4 años de convivencia.

Debajo de una sombrilla celeste y amarilla dos personas degustan una picada casera que armaron con salames, quesos y cervezas. Para los marplatenses, que también llevan sus heladeritas, el gasto en la comida es parte de las finanzas, no representa un extra.

Del otro lado y entre baldecitos y rastrillos se destaca un grupo numeroso. "Vacacionamos 5 familias amigas de Florencio Varela que vinimos por tres días. Traemos todo lo que necesitamos. Hacemos una compra en el super donde gastamos $ 3.000 por día que dividimos entre cada cabeza familiar. Nos aseguramos de tener leche chocolatada, galletitas, yerba, gaseosas, pan lactal y fiambres a un costo económico y accesible", le dice a este medio Emerencia Castillo mientras busca un tarrito de azúcar para agregarle al mate que saborea.

Cuando las infusiones y los picoteos de la mañana dejan de controlar el hambre, en la playa se puede acceder también a múltiples alternativas que van desde simples minutas hasta platos más elaborados.

Para quienes prefieren disfrutar de un parador con otras comodidades como wi fi o servicio a la mesa tienen la opción que ofrece el complejo del Torreón del Monje cuyo restaurant exhibe una carta con los menús más pedidos. El top es el sándwich de ave ($ 520) que lleva panini con pollo grillado, mix verde, palta, queso muzzarella y pesto de tomate seco. También el de bondiola ($ 580), relleno con queso, cebolla caramelizada, barbacoa y crocante bacon. El tapeo fin de tarde ($ 2.000) que incluye cazuela de rabas, papas, langostinos empanados en salsa tártara y tempura de pesca blanca más dos porrones o dos gaseosas (comen dos pican 3) a elección y la pesca del día ($ 680) son otros de los platos que rankean entre los preferidos.

Espacio de sombra

586.000 turistas llegaron en diciembre (30% menos de arribos que el año pasado), según informó el Ente Municipal de Turismo en Mar del Plata (Emtur). En los balnearios hay un marcado optimismo por el desarrollo de la primera quincena de enero. Ante el contexto sanitario, operadores turísticos se muestran conformes con el movimiento.

Las vacaciones tienen otro precio si no se cuenta con sombrilla propia y se opta por alquilar alguna unidad de sombra en los balnearios disponibles de norte a sur sobre la costa de la ciudad.

El listado de costos puede variar conforme a la zona y los servicios ofrecidos. Incluso, permanecen los vendedores ambulantes que disponen de una sombrilla al costo de $ 1.200 o $ 1.550. "Antes, vendía entre 30 y 40 unidades a diario. Hoy solo 3 porque la gente prefiere ahorrar dinero y traer la suya, aunque esté rota", se lamenta un vendedor.

La costumbre de alquilar sombrillas y carpas se sigue extendiendo a lo largo y ancho de la Costa Atlántica. En enero, el alquiler de carpa (capacidad para 6 personas) por día en La Perla está a $ 3.500 y $ 2.900 la sombrilla (entran 4). El lema es "cuanto más tiempo, más económico". Por eso, la quincena ronda los $ 39.300 (carpa) y $ 32.500 (sombrilla); mientras que la semana $ 19.950 (carpa) y $ 16.450 (sombrilla).

En tanto que, en el Torreón se encuentran carpas por $ 3.950 y sombrillas por $ 3.150. El alquiler incluye acceso a la pileta y vestuarios (las duchas no están habilitadas). "Tenemos una modalidad con chequera que presenta 10 accesos a usar cuando uno quiera. Hoy contamos con una ocupación cercana al 57%. Esta cifra no contempla la reducción que hicimos del espacio para aumentar la distancia en cumplimiento del protocolo", señala Rodolfo Parato, uno de los responsables del Torreón del Monje.

Por la tarde, y dependiendo de la temperatura que marque el termómetro en las playas marplatenses, los gastos pueden variar. Si se eligen opciones económicas como el mate, el agua caliente está a $ 40 y los churros para acompañar, $ 300 la docena y $ 150 la media. El mismo valor tienen las clásicas bolas de fraile. También se consigue una bolsa de galletitas por $ 180.

Los vestidos playeros que recorren el mar en cada temporada se pueden descubrir $ 600, $ 900 o $ 1.200 en La Popular y Punta Iglesias.