Locales | Gualeguay | casos | positivos

Covid: En Gualeguay la segunda ola comienza a superar el promedio de casos

El comienzo de la segunda ola ya registra en nuestra ciudad un número de casos superior a la media local desde que comenzó la pandemia.

El primer pico de casos en Gualeguay se dio el 2 de septiembre con 11 positivos. Ese número había sido el más alto registrado hasta el segundo pico ocurrido casi un mes y medio después, el 11 de octubre, que lo duplicó con 22 casos, el cual, a su vez fue duplicado diez días después, el 21 de octubre, con 43 positivos, lo cual constituyó el mayor registro en un día desde que comenzó la pandemia en Gualeguay.

Luego le siguió el 11 de noviembre con 39 casos, tras lo cual se dio un pronunciado descenso. Así, el 21 de noviembre solo se registró uno.

A partir de aquí comenzó a crecer lentamente hasta encontrar un nuevo pico el 6 de enero con 22 casos, tras lo cual nuevamente descendió hasta que se registró un pico con 22 positivos el 30 de marzo. Desde entonces los valores han ido creciendo lentamente encontrando el mayor número de casos informado el pasado 12 de abril con 27 casos.

Sin embargo, ya desde el 1ero de abril el número de positivos registrados supera la media de casos en Gualeguay desde que comenzó la pandemia, lo cual marca el comienzo de la segunda ola con perspectivas poco alentadoras.

Hay que tener en cuenta que no se puede comparar el primer cuatrimestre de este año con el del 2020 por diferentes razones, entre ellas, la fecha de comienzo de la pandemia y las medidas de cuarentena adoptadas con la suspensión casi total de actividades durante la Fase 1.

Durante el primer cuatrimestre de 2020 en Gualeguay sólo se registraron dos casos, el primero fue el 12 de marzo y el segundo el 18 de ese mes, tras lo cual nuestra ciudad no registró contagios hasta el 4 de agosto, mientras que en lo que va de este año se han registrado 746 positivos y la tendencia continúa en alza.

Ya sin margen para una nueva cuarentena dura, la llegada de los meses de frío con sus consecuentes patologías respiratorias y la mayor contagiosidad de las nuevas cepas del virus preocupan a las autoridades en la medida en que pueden ejercer una fuerte presión sobre la capacidad del sistema sanitario.