Deportes | José Peralta | Bancario | Gualeguay

JOSÉ PERALTA"LA VERDAD QUE LO DISFRUTÉ MUCHO"

Afirmó el sanfrancisqueño José Peralta acerca de lo que fue su primera temporada en la Liga Nacional, donde defendió los colores de Argentino de Junín. "Logré entender enseguida mi rol dentro del equipo", destacó el interno de 25 años.

Más maduro, con los pies sobre la tierra y feliz de haber podido ser parte de un equipo de Liga Nacional -algo que soñó desde que era chico- se mostró el basquetbolista sanfrancisqueño José Peralta al realizar un balance de su primera experiencia en la elite de este deporte. "La verdad que lo disfruté mucho", subrayó el pivote de 25 años tras su paso por Argentino de Junín.

Peralta junto a sus compañeros pudieron hacer una buena campaña con el conjunto juninense ya que evitaron caer en los últimos puestos y en consecuencia no disputaron el play out por la permanencia. Cruce que animaron Atenas de Córdoba y Weber Bahía, que terminó con el descenso del club bahiense.

"Fue una experiencia muy positiva. Para mí era un sueño jugar la Liga Nacional y la verdad que lo disfruté mucho. Fueron todas cosas muy buenas las que viví, fue mi primer año en la 'A' y considero que me adapté bien", comentó -en diálogo con LA VOZ DE SAN JUSTO- el pivote con pasado en las divisiones formativas de Asociación El Ceibo y en San Isidro, adonde integró planteles de Liga Argentina.

"En Argentino fui de menos a más. Ya con el correr de los partidos y compartiendo todo con el grupo, me fui sintiendo con más confianza. Después ya era uno más, me fui soltando y jugaba de igual a igual con cualquiera. Eso me puso contento y pude disfrutar de los partidos", explicó el jugador que es representado por Pedro Casermeiro y Matías Tomatis.

image.png

En la temporada 2020/21 de la LNB Peralta tuvo la oportunidad de volver a compartir equipo con el perimetral Agustín Pérez Tapia, con quien ya había estado en el plantel de San Isidro. "Fue muy bueno volver a estar junto a 'Agus', él tuvo una muy buena temporada. Por suerte el grupo que se armó fue espectacular, diez puntos. Juan Cangelosi y Jonatan Slider, dos referentes del club, eran los líderes del equipo y los que guiaban a los demás ya que éramos muchos jóvenes".

Luego, al mencionar buenos partidos en el plano individual, indicó: "Recuerdo que contra Libertad de Sunchales jugué bien (triunfo 71-64 de Argentino con 14 puntos, 5 rebotes y 2 asistencias de Peralta) y también ante La Unión de Formosa (14 tantos y 7 rebotes en la caída de su equipo 83-77). Después, contra Peñarol de Mar del Plata fue uno de mis mejores juegos (20 puntos con 8/10 en dobles, 1/2 en triples y 1/2 en libres, más 11 rebotes) ya que teníamos que ganar para seguir con chances de entrar a los play off y pudimos hacerlo (triunfaron 88-87) y por suerte pude aportarle cosas positivas al equipo".

Entendió su rol en Argentino

Acerca de lo que le pedía el entrenador del "Turco" de Junín, Matías Huarte, el interno sanfrancisqueño comentó: "Yo venía desde atrás con respecto al extranjero (el español Antoni Vicens Morey) y lo que me pedía mi técnico, en algunas ocasiones, era por ejemplo entrar a defender al pivote norteamericano del rival. Pero en otro juego quizás ya tenía que hacer otra cosa, siempre iba cambiando mi función dependiendo de lo que pedía el juego. Los que salíamos desde el banco de suplentes entrábamos siempre con un rol específico".

image.png

Luego, puntualizó: "Para jugar en ataque y tomar tiros teníamos libertad. Lo primero que hacía en mayor medida era el trabajo del 'cinco' (pivote) que era cortinar y caer para generar tiros ya que teníamos muy buen perímetro. Por eso los internos hacíamos el trabajo 'sucio'. Después, si se me presentaba la opción no había ningún problema en tomar lanzamientos cuando quedaba abierto".

"En mi caso, en las últimas temporadas venía acostumbrado a jugar entre 20 y 25 minutos por partido, como mínimo, y también a tomar muchas decisiones en ataque. Ahora en Argentino de Junín me tocó un rol totalmente diferente, pero me hice fuerte de la cabeza y supe entender para que había ido a ese equipo de Liga Nacional", argumentó.

Al respecto, el pivote que venía de jugar en Central de Ceres (Liga Argentina) aseveró: "La fui llevando bien a la temporada, porque obviamente no es lo mismo jugar 5 minutos, que 15. Pero logré entender enseguida mi rol dentro del equipo y pude comenzar a disfrutar el hecho de estar jugando en la Liga Nacional. Había muchos partidos en poco tiempo y no te podías caer mentalmente, por eso uno siempre tenía que estar preparado para jugar el tiempo que el entrenador considerara necesario".

Argentino, entre los veinte equipos participantes, terminó la temporada regular en el 15to. puesto con un récord 15-23 (triunfos-derrotas). En este sentido, indicó: "Cuando se armaron todos los planteles nosotros, en nombres, teníamos muchos jugadores que veníamos de Liga Argentina y todos decían que íbamos a pelear el play out para no descender (finalmente lo disputaron Atenas -19º- y Weber Bahía -20º-). Pero en ningún momento de la temporada estuvimos en el fondo de la tabla, es más, estuvimos siempre de mitad de tabla para arriba hasta que perdimos un par de encuentros sobre el final que nos dejaron afuera de los play off".

image.png

Al dar más detalles de su experiencia en el conjunto juninense, sostuvo que "la parte física en la Liga Nacional cambia mucho. Lo sentí un poco al principio ya que veníamos de estar mucho tiempo parados por el tema de la pandemia y en mi caso, además, subía de categoría. Hay jugadores más rápidos, más atléticos y más grandes y pesados físicamente. Por suerte con el correr de la competencia, ya en el segundo mes, me sentí muy bien y pude jugar de igual a igual".

El Covid-19 y su nuevo equipo

En tanto, sobre cómo vivió la pandemia del coronavirus durante el torneo, donde los partidos se disputaron en las canchas de Obras y Ferro (en Buenos Aires) sin la presencia de público, expresó: "Nosotros, junto al plantel de Gimnasia de Comodoro Rivadavia fuimos los primeros en contagiarnos. Ahí se suspendieron algunos partidos que teníamos y se reprogramaron. De los doce jugadores de Argentino se contagiaron nueve y yo zafé. Fue rarísimo ya que había tomado mates con un compañero que dio positivo y yo di negativo siempre. Por suerte no tuve coronavirus en toda la Liga".

"En los hoteles la verdad que la pasé bien. Quizás porque no tengo una familia ya que había otros jugadores más grandes de edad que tienen hijos y se les hacía más difícil el día a día", acotó quien en Argentino promedió 4,2 puntos, 1,9 rebotes y 10 minutos por encuentro.

"Mi idea ahora es seguir en competencia para no perder ritmo. Y también entrenar fuerte en la parte física para seguir creciendo en ese aspecto. Ahora estoy en Gualeguay, voy a jugar el Provincial de Entre Ríos para Centro Bancario. Estamos entrenando toda la semana en turnos largos por la mañana, metemos gimnasio, fundamentos y todo lo que es básquet por el tema de las restricciones ya que después de las 20 no se puede practicar en lugares cerrados. Debutamos el 21 de mayo de local contra Sionista de Paraná. Se armó un lindo equipo y la idea es pelear bien arriba", detalló José Peralta, quien al ser ficha mayor proveniente de la LNB no puede firmar en un equipo de Liga Argentina.

"Después, si todo va bien, apunto a estar en las mejores condiciones para el mes de septiembre y así poder arrancar la pretemporada con algún equipo de Liga Nacional", manifestó por último.

image.png