Locales |

M. Louzán: “Crío estos perros porque son de la raza que me convenció por sus características”.

El pasado fin de semana Maximiliano Louzan actuó como jurado en la Exposición Anual organizada, en Estados Unidos, por la Federación Internacional de la Raza Cane Corso (ICCF, International Cane Corso Federation). Cabe destacar que Maximiliano tiene el criadero de perros Cane Corso más importante de la Argentina. Segunda Sección conversó con él acerca de las características de estos perros, su cría y su actuación como jurado.

M. Louzán comienza diciéndonos: “-La raza de perros que crío se llama Cane Corso, es originaria de Italia. Me compré el primer perro de esta raza, como se lo compra cualquiera, buscando una mascota. Tengo perros desde que era niño; he tenido de varias razas y en ésta encontré la que reunía las condiciones que estaba buscando, un perro de guardia y a su vez que sea un perro de familia.” Luego agrega: “-Hay razas que ofrecen más guardia, pero ofrecen menos garantía a la hora de convivir con una familia. No es que la defiendo porque la crío, sino que la busqué para mí y para mi familia; me enamoré de esa raza y terminé criándola porque considero que es la mejor como guardia y para la vida familiar.” Sobre el origen de la raza y su contacto con otros países, M. Louzán expresa: “-Como en la Argentina no hay esa calidad de perros y soy muy perfeccionista, empecé a viajar por todo el mundo buscándolos. Es así que con el ejemplar que me llegó ayer llevo 41 que importo de Europa. Se pueden traer de Italia, país originario; de Rumania, Serbia, Francia, España, Hungría. En toda Sudamérica hay unos 90 o 100 perros importados de Europa; de esa cantidad, 41 los traje yo.” Le preguntamos cuando comenzó con esta pasión y los requisitos de exportación: “-Hace unos 10 años que empecé con la cría de esta raza y al día de hoy, menos a África, he exportado a todos los continentes, calculo que a más de 35 países distintos. El lugar más extremo al que exporté es Australia, lugar que pide muchos requisitos para entrar, entre ellos 8 meses de cuarentena en Argentina, análisis de sangre en Estados Unidos, sangre que se extrae en Buenos Aires ante escribano público en el SENASA. Son trámites poco sencillos, pero ya tengo agilidad para cumplirlos. A otros países se pueden exportar en menos tiempo; por ejemplo, tengo una cachorra de 90 días que ya se va a Estados Unidos. Al principio, parece que la logística es muy complicada, pero cuando uno se profesionaliza en el tema ya se hace con mucha rapidez.” Más adelante nos habla de otra forma de exportar genética: “-Tengo un perro muy famoso a nivel mundial del cual guardo semen congelado en Estados Unidos, en Europa y en Argentina. En estos días mandé una carta autorizando para que se utilice en Estados Unidos, otra autorización para que envíen a Grecia el semen congelado que hay en España. O sea que desde la Argentina estoy trabajando con países de varios continentes sin tener que viajar.” Estuvimos con los perros, vimos el criadero y se nos ocurrió por preguntar acerca de los gastos que requieren: “-El costo es muy alto porque es una raza grande que consume mucho alimento balanceado; las instalaciones llevan mucho dinero, se necesitan empleados las 24 horas del día, durante todo el año; se consume mucha medicina y atención médica. Tener un perro no sólo significa darle de comer. Para tenerlo bien y, como en mi caso tener un criadero, hay que tener un sistema de trabajo bien armado, lo que lleva años de trabajo.” Nos interesamos por su función de jurado de la raza en Estados Unidos y estos nos decía M. Louzán: “-El acontecimiento se realizó en la ciudad de Wilmington, en el estado de Ohio. Esta Exposición Anual de la Raza Cane Corso en Estados Unidos, la ICCF (siglas en inglés de la Federación Internacional de Cane Corso) me invitó a participar como jurado. El contacto no es directo, sino de club a club. El Kennel Club de Estados Unidos le envía una invitación al Kennel Club Argentino pidiendo mi asistencia como jurado; me consultan si estoy dispuesto, me dan la autorización. Dada la aceptación, viajo para sumarme a los otros jurados. Había dos de Italia, uno de Holanda, uno de Norteamérica y yo por Argentina, en total cinco. Es una exposición especializada de la raza, 140 perros que fue récord en la historia de E.E.U.U. y segunda en todo el mundo. En las redes sociales, los que forman parte del ambiente de esta raza están hablando mucho de esta exposición. Particularmente tardé un día en examinar los 140 perros; lo mismo hicieron los otros jurados. De esos 140 perros termina ganando uno solo y después son diferente distinciones que se otorgan: mejor de la raza, mejor sexo opuesto, mejor perro promisorio y mejor premio al mérito, o sea que le dan un nombre especial para condecorarlo. A los dos primeros se les dio un premio en efectivo, que es mucho dinero y es la primera vez que se otorga. El perro que ganó era de España y la perra que salió en 2º lugar es de Estados Unidos.” Continuando con la participación agrega: “-La exposición duró el sábado y el domingo pasados, pero para los jueces fue desde el jueves, hasta el lunes. Aparte de jurar, el día sábado di un seminario sobre la raza ante unas 400 personas o más. Fue un gran honor, ya que habiendo jueces italianos, que en teoría son más especialistas, me pidieron que al seminario lo diera yo. Para eso me preparé durante un mes con gente de Gualeguay que me ayudó a armar el material.” Para finalizar, M. Louzán nos dice: “-Esto es un hobby y un trabajo que tiene sus características especiales como lo tiene el mundo de los caballos, de los distintos deportes. Todo es importante para lograr lo mejor de la raza. De las 24 hs., del día, 12 se las dedico a esta tarea de la cría, comercialización y especialización. El resultado económico se equipara con el costo que tiene el criadero y gracias a mi dedicación y que me he hecho conocido a nivel mundial el balance sale “a mano” y a veces un poco positivo, porque si no sería imposible. En Argentina hay unos 40 criaderos de perros Cane Corso; este es el criadero con mayor cantidad de ejemplares.”

Dejá tu comentario