Locales | Madrid | Gran | Mar del Plata

Silvia Orellano desde Carranque, Toledo, España 2ª Parte

Hoy continuamos con las vivencias de Silvia Orellano, quien reside junto a su esposo en Carranque, una ciudad al norte de Toledo, y muy cerca de Madrid, España.

Recordemos que Silvia es la menor siete hermanos. Siendo muy chica se fue junto a su familia a Buenos Aires. Ya casada, el destino la llevó a vivir en España, “un gran acierto”, como ella lo expresa.

“Nuestra felicidad y nuestra vida actual depende en gran parte de un personaje que conocimos en Mar del Plata en unas vacaciones a principios de 1987, un artesano que residía en Barcelona, y que cada día se encargó de maravillarnos con sus historias de España y el resto de Europa… Le llamaban “el loco”, ¡bendito loco que nos cambió la vida!!!

En junio de 1987 ya llegábamos a Madrid, nuestra meta era Barcelona, pero nos enamoramos de Madrid, de su gente, de su generosidad, de su mente abierta, de su solidaridad; aquí se dice: “de Madrid al cielo” y nosotros dijimos: ¡de Madrid a Toledo!

Hace más de 20 años vivimos en Carranque, un municipio del norte de la provincia de Toledo, a 35 km. de su centro histórico y a 35 km del centro de Madrid. Además de disfrutar de una gran tranquilidad y de un entorno maravilloso, contamos con el Parque Arqueológico, constituido en torno a una villa romana, erigido a finales del siglo IV o inicios del V d C. La colección de mosaicos de la villa lo convierte en uno de los conjuntos más importantes de la Península Ibérica, siendo una de las joyas de Castilla la Mancha. La mayoría de los mosaicos tienen temas mitológicos: Neptuno y Anémona, Diana y Hércules, Hilas y las Ninfas, bustos de Minerva, etc.

España es toda hermosa, y el punto geográfico donde vivimos nos permite visitar cómodamente toda su geografía; no sabría decir si una región es mejor que otra, todas tienen un encanto diferente que las caracteriza por su historia, su paisaje, su folclore, y su gastronomía!!!

¡Echo muchísimo de menos nuestras pizzas, las tortas negras, las tortas fritas, los asados, las empanadas y el dulce de leche! Pero adoro las paellas, las gambas a la plancha, el “pescaíto frito”, las calderetas, el gazpacho, el jamón!!!

También se extraña la familia y los amigos, pero se agradece contactar diariamente con gente estupenda y sincera.

Creo que encontramos nuestro lugar en el mundo, pero si volvemos algún día al terruño, creo que Gualeguay sería el lugar perfecto para terminar nuestros días!

Un abrazo, gualeyos! ¡Aquí tenéis vuestra casa!