Espectáculos | Marcelo Tinelli | Fútbol | periodismo deportivo

Marcelo Tinelli furioso contra los periodistas deportivos

El conductor Marcelo Tinelli presidente de la Liga Profesional de Fútbol, explotó contra la prensa especializada por las permanentes críticas que recibe.

A mediados de 2020, Marcelo Tinelli se metió en un "baile" distinto de los que atendía antes. Diferente. Con otros códigos. Sin programa de televisión -curiosamente- asumió la presidencia de la Liga Profesional de Fútbol. Desde ese momento enfrentó "un millón" de críticas de los hinchas, de las redes sociales y sobre todo del periodismo deportivo, que le cuestionan sistemáticamente la organización del campeonato de primera división. Aunque no está al aire, se lo ve "bailando" a cada rato.

Esta semana, al muchacho de Bolívar se le juntaron unas cuantas cosas. Por un lado, el fracaso deportivo de San Lorenzo -club que también comanda- que quedó prematuramente elimiando de la Copa Diego Maradona y la interna que explotó en el vestuario "Cuervo": después de que el arquero Monetti le diera un cachetazo a uno de los "hermanos Romero", el entrenador Diego Sosso pegó el portazo y dejó el barco azulgrana sin comandante.

Los últimos partidos fueron horribles". Eso dijo Tinelli, que en vez de calmar las aguas las agitó. Las críticas en la radio y en la tele se multiplicaron. Para colmo, la sospecha de que Boca podría pedir la postergación de la final del certamen (que debe disputar con Banfield, el próximo domingo, en San Juan) hizo explotar al periodismo, que volvió a descargar su enojo y su mirada torva sobre la labor del conductor televisivo.

"Hay que cuidar el producto" dijo Tinelli en la presentación de la competencia. Esas frases, "cuidar el producto" -o simplemente "El producto"- se le volvieron una espada de Damocles. Cada vez que sucede algo extraño alrededor de los partidos, en las redes se las recuerdan con acidez y burla. Algunos periodistas también lo hicieron.

image.png

Asediado por la prensa, acorralado por los reporteros, los cronistas, los relatores, los comentaristas y los conductores de tiras radiales y televisivas, explotó y se manifestó combativo como nunca antes. Ni cuando quiso ser presidente de AFA y vio frustrada su intención en un comicio que terminó 38 a 38 cuando votaban 75 personas se lo notó tan contundente y tan caliente.

"Firman los derechos del fútbol argentino, para después, desde sus pantallas y programas destruir al fútbol, a los dirigentes que ellos creen les jugaron en contra, proteger a otros, y pegarle a los clubes" escribió en sus historias de Instagram.