Locales | Marito | pandemia | Bicicleta

Marito y sus sensaciones ante la pandemia

No hay persona en la ciudad que no conozca a"Marito", que no sepa de su fanatismo por River y que no lo haya visto en su tricicleta por las calles de Gualeguay.

Segunda Sección dialogó con Mario Gómez, "Marito" y con su acompañante terapéutica, para que nos comenten como es su vida hoy, alejado de su trabajo, de la ida a las canchas y pasando la mayor parte de sus días en su hogar, debido a la pandemia.

Marito nos comenta “la pandemia me trata más o menos, cada vez que estoy peor, me cuesta más caminar porque antes tenía la pileta, iba al gimnasio, más o menos me defendía viste y ahora fíjate no puedo salir porque tengo que cuidarme”

Recordemos que él trabaja en el Área de Desarrollo Humano de la Municipalidad de Gualeguay, desde hace 25 años. Y en sus ratos libres realizaba natación con el equipo adaptado del municipio, asistía a distintas terapias, interactuaba mucho con la ciudadanía y realizaba todo tipo de actividades.

Pero la pandemia, lo sorprendió como a todos, y se vio en la obligación de dejar de asistir a su trabajo, dejar de asistir a la cancha, dejar su vida un poco relegada.

“Estoy con licencia por discapacidad, y no puedo asistir a mi trabajo hasta que no pase la pandemia. En la municipalidad, me cuidan, me dicen que no vaya, todos me trataron siempre totalmente bien, no me puedo quejar, solo que me quedo en casa porque no me puedo mover mucho ahora”, sostiene.

Y continúa “el no poder ir a ver un partido me mata a mí, me cuesta cada vez más moverme y caminar, yo anduve toda la vida en mi tricicleta, iba a pileta y me cuesta. Pero a veces me escapo, me doy una vuelta por el parque y vuelvo”

En este sentido, su cuidadora sostiene “yo estoy con él, lo acompaño, pero es todo muy difícil para él, sobre todo por el tema psicológico, más que nada”

“Ya que él iba a natación, iba al kinesiólogo, todo eso no se puede hacer por la pandemia, por una cuestión de que lo cuidamos. De todas formas, desde que estoy con él ha evolucionado mucho, estamos juntos de mañana y tarde, y hacemos algunas actividades dentro de lo que se puede y viendo como él está”

En cuanto a su bicicleta y las “escapadas” que realiza, su acompañante expresa “su bicicleta es el único medio de transporte que tiene, es lo único que el usa para salir y tratamos de que con la bicicleta el haga un poco más de actividad. Ya que al no poder ir al kinesiólogo, la manera que buscamos entre los dos es que el haga bici, hacemos alguna actividad acá en su casa”

“Nos llevamos bien, nos entendemos, el de a poco va aceptando todo esto, que es difícil para todos, no solo para él”, finaliza.