Locales | medicina | hija | HOSPITAL

Compartir el vínculo madre-hija y el amor por la medicina

En el marco de celebrarse hoy el día de la madre fuimos en busca del testimonio de madres e hijas que también comparten conocimientos y la misma profesión.

En este caso, dialogamos con María Dolores “Lola” Alle, ya su hija Soledad Denoni, ambas médicas. Lola especialista en clínica, terapia y anestesia, y Soledad en oftalmología.

Lola ejerce la medicina hace 41 años, actualmente se desempeña como Jefa del Servicio de Guardia del Hospital San Antonio y también cumple funciones en la policía departamental de Gualeguay como Jefa del servicio de sanidad. Mientras que Soledad es médica oftalmóloga desde hace 9 años, actualmente trabaja en su Centro Oftalmológico en la zona norte de Gualeguay, y en el hospital.

“Desde hace 7 años con Soledad compartimos la medicina en Gualeguay, yo como clínica médica y de emergencias y ella oftalmóloga, y la verdad es que es muy importante poder compartir criterios. Siempre estamos en contacto, primero familiar y segundo profesional, además de comparamos pacientes desde hace tiempo ”, comenzaba diciendo Lola.

Y continuaba “personalmente me sentí sumamente gratificada al saber que mi hija María Soledad abrazar esta noble y diga profesión como es la medicina, por supuesto que con otra especialidad”

A lo que, su hija Soledad Denoni agregaba “Particularmente no es muy común tal vez compartir la profesión con los padres, pero en mi caso a mí me gusta compartir, disfrutamos mucho hablar de determinados casos, conservando el secreto profesional, por supuesto, pero dialogando sobre ciertas dudas que nos surgen a cada una o formas de cómo abordar determinadas cosas, alguna opinión que nos viene bien ”

Y proseguía “desde la parte oftalmológica hay muchas enfermedades que tienen su inicio en el ojo, pero son más bien clínicas y eso me acerca mucho a la clínica en general y en muchas ocasiones he podido charlar con Mamá y llegar a un abordaje más completo y tener una segunda opinión, una mirada diferente hacia el mismo caso, asique en ese sentido es muy lindo ”

En otro párrafo le consultamos a Soledad si ver a Lola ejercer la medicina la incentivo a estudiarla. Y respondió “siento en realidad que es algo que estaba en el código genético porque nunca me plantee hacer otra cosa en mi vida y es algo que me encanta, me fascina. Fue una elección un poco ayudada porque desde chiquita yo iba con mi mama cuando le tocaba la guardia, más de una vez pasamos navidades, fiestas en el patio del hospital ”

“Creo que eso un poco influyo en que mi elección sea algo natural, más como una forma de vida que como un trabajo. Además, algo que disfrutábamos juntas cuando se podía y yo estudiaba era ir a los congresos de clínica, que son la base de medicina y nos divertíamos mucho, compartíamos los congresos, los cursos ”, culminaba Soledad Denoni.