Locales | Médico | Gualeguay | familia

Dr. Ángel Santiago Guercovich. Su fallecimiento

En la madrugada de ayer falleció, después de una penosa enfermedad, el Dr. Ángel  Santiago Guercovich, destacado médico de nuestra ciudad.

Estudió Medicina en la Universidad Nacional de Córdoba y eligió como especialidad Ginecología y Obstetricia, volviendo a Gualeguay para desempeñarse en su consultorio privado ubicado en su domicilio, hasta que hace pocos años lo trasladó a Sur Centro Médico. Fue médico del Hospital San Antonio, formó parte de la Maternidad Gualeguay en la que se inició junto al Dr. Héctor Cosso y Pascual Muchnich, una institución especialmente dedicada para las parturientas. Fue socio y profesional de la Clínica Médica donde trabajo hasta que la misma cerró sus puertas junto a los ya fallecidos Dres. Carlos Cobas y Carlos Beracochea y otros colegas.

Ya para ese momento, el Dr. Guercovich decidió no realizar más partos y cesáreas, sino dedicarse a la especialidad ginecológica, dando lugar en la obstetricia a las nuevas generaciones, profesionales quienes recibieron su generosa colaboración y consejos porque era un referente en la materia.

El Dr. Ángel Guercovich trascendió su especialidad porque el hecho de ser ginecólogo y obstetra creó un vínculo especial con las pacientes que las llevaba a consultarlo por otras dolencias propias y de sus familias, sabiendo derivar con certeza cuando era necesario. Fue médico de pueblo, de familia, porque más allá de los lugares de atención, visitaba a sus pacientes en el hogar, se interesaba permanentemente por su salud.

Fue entusiasta integrante del Rotary Club Gualeguay del cual fue socio fundador en el año 1993 y al cual le dedicó todos estos años junto a Graciela Mayer, su esposa, desempeñando la función de presidente en dos períodos. Desde el Rotary alentó los postulados de la institución, amistad, solidaridad, tolerancia, al igual que promovió la integración de nuevas generaciones, incentivó la cultura y las obras de bien público, sobre todo las dedicadas a paliar situaciones de emergencia, tanto de particulares, como de instituciones, y buscó que la tarea que realizaban trascendiera como ejemplo y orgullo hacia otros Clubes y a la comunidad.

Ángel Guercovich tenía una sólida cultura. Ávido lector, amante de las distintas expresiones del arte y de los viajes a lugares con historia y riqueza artística, hacían de una charla con él, un encuentro de provechoso intercambio y aprendizaje.

Ángel amaba su familia, estaba orgulloso de ella, de sus logros y avances, como así también de la profesión de su esposa. Ambos no impusieron, pero marcaron rumbos de estudio, solidez y honestidad a sus hijos, a quienes apoyaron en todo momento.

Ha fallecido el Dr. Ángel Guercovich; Gualeguay está muy triste ante esta partida; su familia, sus amigos y pacientes lo lloran porque se fue un médico con mayúsculas y una persona ejemplar. Vaya nuestro saludo para todos sus seres queridos.