Locales | Nicolás Chimento | CONICET | Gualeguaychú

Nicolás Chimento participó de un hallazgo prehistórico en Gualeguaychú

El fin de semana, en la localidad vecina de Gualeguaychú, distintos científicos trabajaron en una chacra retirando extremidades del tigre dientes de sable.

De las jornadas participaron, entre otros, el científico oriundo de Gualeguay, Nicolás Chimento que es Licenciado en Biología, Doctor en Ciencias Naturales y actualmente trabaja para el CONICET, en el Laboratorio de Anatomía Comparada y Evolución de los Vertebrados.

La historia inició cuando Ricardo Brelli, propietario una chacra del Departamento de Gualeguaychú, trabajaba en la excavación de un nuevo pozo ciego en su propiedad, cuando se encontró con restos óseos que le llamaron la atención.

Primero encontró una mandíbula y luego otros restos hasta que se encontró con lo que parecía ser una extremidad. Lo cual lo puso en alerta y de manera inmediata se comunicó con los científicos de la localidad vecina, principalmente con personal del Museo de Almeida. Asimismo, desde el Museo convocaron a científicos del resto de la provincia, ante esto uno de los primeros en arribar fue Nicolás Chimento, luego lo hicieron paleontólogos del Conicet de Diamante.

Nicolás Chimento.jpg

Es por ello que durante el fin de semana, todos estos hombres de la ciencia trabajaron en conjunto y allí se encontraron fósiles que datan de 10.000 a 30.000 años de antigüedad. Se trataría de huesos de lo que fue un Tigre Dientes de Sable y algunos huesos de lo que fuera un perezoso.

En la chacra continúan trabajando los paleontólogos Brenda Ferrero, del Conicet Diamante, Matías Peralta quien también es Licenciado en Paleontología de Diamante, y Nicolás Chimento de Gualeguay, además del equipo del Museo de Almeida de Gualeguychú.

Este hallazgo es el primero de este tipo en la zona sur de la provincia, ya que en un mismo lugar se encontraron restos fósiles que datan de la era de hielo (entre 10.000 y 30.000 años), tratándose de un depredador, el Tigre Dientes de Sable y un herbívoro, el Perezoso. Estos animales eran terrestres y llegaban a pesar hasta 1000 kilos.