Locales | Nubes | nube | granizo

Nubes: "Los algodones del cielo"

Las nubes son tan comunes que ni siquiera nos preguntamos de qué están compuestas, si sus formas tienen nombres, si hay alguna nomenclatura para ellas

Lo cierto es que hay respuesta para todas estas preguntas y más. Respondamos algunas:

¿De qué están compuestas las nubes?

Las nubes están compuestas de cristales de hielo o gotas de agua microscópicas suspendidas en la atmósfera. La nefología es la ciencia que las investiga para una mejor comprensión de su naturaleza, por ejemplo: su formación, composición, densidad, temperatura, forma, evolución, movimiento, agrupación y clasificación. Es una rama de la meteorología.

Se clasifican mediante un sistema internacional creado en 1803 por Luke Howard, químico y meteorólogo aficionado inglés, que las dividió en cuatro grandes categorías o formas:

Cirriformes: tienen formas filamentosas parecidas a rizos de cabello o plumas fibrosas, tenues y delicadas.

Estratiformes: extensas capas nubosas que traen, con frecuencia, lluvia continua. Se presentan de forma extendida como si fueran una capa o cama y poseen una base uniforme.

Nimbiformes: este tipo de nubes es el que genera la mayoría de precipitaciones. En esta categoría están los cumulonimbos, la nube más grande y poderosa que se puede contemplar y que hasta los aviones deben evitar.

Cúmuliformes: son nubes aisladas con forma de montaña o cúpula de algodón, que tienen un contorno bien definido y muestran una gran variedad de tamaños y espesores.

Además de las cuatro categorías de Luke Howard, el actual sistema internacional de clasificación de nubes reconoce una quinta división, las estratocúmuliformes. Nubes globulares que pueden desarrollarse en capas. En esta categoría están, de menor a mayor altura, los estratocúmulos, los altocúmulos y los cirrocúmulos.

¿Por qué se ponen de color gris o casi negras?

Aunque las condiciones de iluminación influyen, su espesor o densidad acaba siendo definitiva para cambiar su color. Aunque las gotas de agua reflejan la luz que reciben, si la nube es densa, es decir si está muy cargada de agua, la luz no puede atravesarlas y la vemos de color oscuro; cuando una nube tiene un gran desarrollo vertical, la misma nube se hace sombra. Por otro lado, cuando la nube lleva poca agua, entre esas gotas de agua microscópicas hay espacios entre las partículas que permiten que la luz pueda pasar.

¿Cómo se forma el granizo en las nubes?

El granizo en un hidrometeoro y se produce dentro de las grandes nubes de tormenta que se forman bajo situaciones de alta inestabilidad atmosférica. El granizo está formado principalmente por hielo y su tamaño varía entre los 5 y 50 milímetros de diámetro.

Las condiciones ideales para que se forme granizo son:

-Nubes altas que alcanzan capas superiores de la atmósfera.

-Corrientes de aire ascendentes.

-Bajas temperaturas dentro y debajo de la tormenta.

“Los algodones del cielo” pueden ser muy amistosos, como también catastróficos, provocando, no sólo granizo, sino también tormentas con grandes vientos que pueden causar destrozos en las ciudades, como ha ocurrido en nuestro hermoso Gualeguay.

Las nubes causan curiosidad en ocasiones, sobre todo cuando vemos que tienen forma de alguna “cosa” (rostro, objeto, animal etc.), así que podemos hacer una analogía. Si podemos darle forma a una nube también podemos darle forma a nuestra vida, mirando desde un punto de vista más contemplativo, detenernos a pensar si estamos haciendo lo que realmente deseamos o sólo lo hacemos porque no queda otra opción. La vida es como una nube, buscamos darle forma para poder encontrarle un sentido.