Locales | padres | Escuela | Gualeguay

Alejandra Scabini: "Desde Padres Organizados queremos que el último lugar en cerrar sean las escuelas"

Dialogamos con una de las integrantes de Padres Organizados en Gualeguay, Alejandra Scabini, respecto al tema.

Padres Organizados es una red nacional formada por padres que reclamaron el retorno a las aulas durante el año pasado y que actualmente reivindica la presencialidad como prioridad fundamental ante las posibles restricciones. El Debate Pregón dialogó con una de las integrantes de Padres Organizados en Gualeguay, Alejandra Scabini, respecto al tema.

“Formo parte de la Red Entre Ríos de Padres Organizados donde hay gente de todas las ciudades de la provincia. Acá en Gualeguay somos dos padres. Padres Organizados surge a partir de la falta de criterios de las personas que tienen que tomar decisiones con respecto a la educación. Ya todo el año pasado las clases fueron de manera virtual y este año estaba en duda el inicio del ciclo lectivo y a raíz de todo esto es que los padres preocupados por la educación de sus hijos comienzan a ocuparse y crean este grupo. Yo me integré este año pero venían de antes y han hecho muchísimas actividades, han solicitado y tenido reuniones con distintos funcionarios y ahora justamente hoy (por ayer) ingresó en el Ministerio de Educación un pedido de audiencia con Müller para plantear la situación a nivel Entre Ríos”, comenzó Scabini.

Así, añadió: “Las idas y vueltas por la pandemia preocupan mucho y vuelvo a lo de la falta de criterios porque creo que se analiza a partir de una realidad que no es nuestra, que es lo que pasa en la provincia Buenos Aires y Capital federal, y eso es lo que nosotros estamos pidiendo, que se respete el federalismo y también a nivel provincial porque no es la misma realidad en Gualeguay que en Colón, que en Paraná o en Concordia”.

“No somos necios ni queremos que los chicos estén en la escuela para un rato no tenerlos. Lo que pedimos los padres es que haya criterios, que se evalué la situación de cada lugar con datos y estadísticas concretas y que lo último en cerrar, si se tienen que cerrar cosas, sea la escuela, porque la escuela es más que la educación para los chicos, es un espacio de socialización, un espacio donde se detectan muchas situaciones de abuso, de violencia, los chicos, porque tengo hijos lo digo, están muy contentos de haber vuelto a la escuela, que es un lugar cuidado porque hay protocolo, burbujas, porque no van todos los días, se les toma la temperatura al ingreso, se les pone alcohol, hay alcohol en gel en los baños, se lavan las manos, a los chicos se los educa en eso y ellos nos enseñan también a los adultos a cuidarnos”, expresó.

Asimismo, mencionó: “Está demostrado además que la virtualidad, como ocurrió el año pasado, no sirve, y los Padres Organizados no hacemos responsables a los docentes. Yo a los docentes de mis hijos los felicité por el trabajo que hicieron el año pasado porque nadie estaba preparado para trabajar con la modalidad que trabajaron, no se les paga para que pongan recursos propios para dar clases y lo tenían que hacer, utilizar su internet, sus teléfonos, que se saturaban y por ahí había docentes que por unos días se quedaban sin teléfono hasta que podían comprar otro. No son responsables los docentes, acá lo que no hay es criterios de parte de las personas que tienen que tomar decisiones, que espero que esto que está pasando en provincia de Buenos Aires y Capital no sea lo que sirva para evaluar y tomar decisiones en Entre Ríos, porque es otra realidad”.

“Por lo que puedo ver, los padres no ingresan a la escuela, las burbujas son reducidas y con distintos horarios en el ingreso de los chicos, ya no hay padres circulando, no entran, todos están con barbijos. El docente con vocación no es el que está (pidiendo suspender las clases presenciales dos semanas por la circulación), a veces lamentablemente hay gente como en todas las profesiones y empleos que hace daño y que toma decisiones por otro porque está en un lugar de poder que representa al resto que por ahí no es lo que piensa la gran mayoría de los docentes, de hecho, acá en Gualeguay, hay una directora de una escuela que presentó una nota en disconformidad con esto de que se cierren las escuelas y fue muy valiente, no todos los docentes quieren eso”.

“Los otros días también se planteó porque había chicos que estaban internados y salió el médico jefe del servicio de pediatría del hospital Gutiérrez a plantear que ni en el Gutiérrez, ni en el Garrahan ni en el hospital Elizalde hay más casos que el año pasado y que el 2020 trabajaban desde la virtualidad. Que muchos de los chicos que están internados tienen otras patologías de base, está ocupado el 1 por ciento de las camas, por ejemplo en el Garrahan, que son chicos que ya vienen con otros problemas o que están internados ahí porque viven lejos, a modo de cuidarlos, de que no tengan que circular. Eso también es importante decirlo porque la prensa sensacionalista ha utilizado eso para justificar la no presencialidad y yo insisto en que la educación es la base de un país porque es lo que le permite a todo chico tenga o no dinero poder integrarse en un lugar, socializar con otros y tener las mismas oportunidades para el futuro. Vi una nota de un profesor que está en Harvard, que es argentino, de Córdoba, que vivió en una villa cuando era chico, después se mudó a Buenos Aires y contaba que él estudiaba con las luces de la Panamericana porque no tenía luz en su casa. Hoy tiene cinco títulos, sabe muchos idiomas, entonces desde ese lugar digo que la educación iguala, te da herramientas y las mismas posibilidades para todos”, añadió.

En tanto, recordó: “El año pasado, con la virtualidad se excluyeron muchos chicos porque no tenían posibilidad de acceder a internet ya que no tenían los medios o porque hay muchos padres que no se pueden ocupar dado que no saben porque tampoco ellos han terminado la escuela y eso no se debe dejar de tener en cuenta si queremos que este sea un país serio, con gente responsable, que valore el esfuerzo y que llegue a determinados lugares por sus propios medios”.

“Yo nunca tuve miedo, y no les transmito eso a mis hijos, creo que uno se tiene que cuidar, que es una responsabilidad individual y que el virus circula en los espacios donde la gente no se cuida, eso está demostrado. Yo he hablado con muchos papás y acá les cuesta mucho sumarse y participar porque piensan que esto es en contra del docente y en realidad es a favor de los chicos que se respeten los derechos que están garantizados en la Constitución, en la Convención Internacional de los Derechos del Niño y en muchísimos pactos y acuerdos que hay a nivel mundial y que la Argentina acuerda. Pero cuesta participar porque no se quiere quedar mal con el otro, porque se creen que esta es una cuestión política, pero Padres Organizados no está con ningún político, y eso es lo que nos permite hablar con todos y pedirle ayuda a todos. De hecho, acá en Gualeguay yo he hablado con concejales, con los legisladores, y la verdad que me resultó muy grata la propuesta que presenta en el senado Morchio junto con otros pares de que se declare a la educación como esencial y que de cerrarse sea el último lugar. Porque los chicos además de ir a la escuela participan, hacen deportes, van a idioma, hacen muchas otras actividades que son necesarios para su crecimiento, pero que por ahí no son tan cuidadas como la escuela”, comentó.

Ya sobre el final, expresó: “Si alguien se quiere sumar a Padres Organizados puede contactarme al teléfono (03444) 15-464745, es muy importante porque uno está informado de muchas cosas que pasan a nivel provincial y nacional. Está formado por padres que quieren participar y ocuparse de algo tan importante como es la educación, el presente y el futuro de los hijos. Hay un Instagram, un Facebook y el Twitter Padres Organizados, es gente muy valiosa que da parte de su tiempo de manera gratuita y con la convicción que los chicos puedan ir a la escuela”.

“Invito a los papás que se sumen, hay localidades que hay muchos padres, sería bueno que pudieran sumarse más y que los docentes entiendan que esto no es contra suyo, es a favor de ellos, porque para ellos la virtualidad tampoco da resultado, los recarga y les exige cosas para los que muchos no están preparados y han tenido que organizar clases y videos por primera vez el año pasado, y yo se los reconozco y tampoco están pagos para eso. El chico debe estar en la escuela porque es un lugar cuidado, porque aprende, socializa, se integra le da las mismas oportunidades, se detectan violencia, abuso y porque también muchas escuelas les dan de comer y a veces es la única comida que el chico tiene en el día”, finalizó.