Locales | padres | docentes | Escuela

Padres Organizados Gualeguay: "Es fundamental que se vuelva a la presencialidad"

Las integrantes de Padres Organizados Gualeguay, Alejandra Scabini y Marina Petroff, se expresaron en torno a la falta de clases presenciales

En diálogo con El Debate Pregón las integrantes de Padres Organizados Gualeguay, Alejandra Scabini y Marina Petroff, se expresaron en torno a la falta de clases presenciales debido a la medid implementada por los gremios docentes.

En ese sentido, Scabini comenzó señalando: “En esta oportunidad nuestro planteo es a raíz de la situación actual y de la decisión que ha tomado el gremio Agmer a partir de que el gobierno provincial y el Coes local autorizan que se vuelva a la presencialidad en las escuelas y lamentablemente las escuelas públicas de Gualeguay no ha pasado, si en las privadas, por lo que nosotros estamos muy indignados y preocupados por este sostenimiento de una virtualidad que no produce ni conduce, sino que reduce la calidad educativa, la posibilidad de aprender y avanzar en los programas escolares. Ante esta situación estamos exigiendo que todas las autoridades políticas puedan tomar cartas en el asunto y puedan ocuparse de la educación por los niños, que puedan volver a la escuela en una presencialidad”.

Por su parte, Petroff indicó: “El CGE se presentó en la secretaría de trabajo planteando que esta determinación del gremio, que no quiere presentarse a la presencialidad, es en realidad una medida de fuerza, por lo tanto entiendo que está tomando cartas en el asunto. A nosotros no nos corresponde más que exigir a los distintos estamentos políticos y gubernamentales que cumplan con el mandato de respetar el derecho a la educación que tienen los niños (...) Los docentes están como asustados, pero la verdad es que en el costo beneficio es imprescindible que vuelvan las clases, la escuela es lo último que debe cerrar dado que no es un foco de contagio, es un espacio cuidado, donde los protocolos funcionan y los niños los cumplen. El nivel de contagio es mínimo, hay toda una serie de estudios científicos que lo confirman y el daño que se produce con la falta de presencialidad es enorme e inconmensurable porque no sabemos hacia el futuro que otro perjuicio puede traer para los chicos desde el problema del aprendizaje, de la falta de contenidos, hasta la detección de violencia, de abusos de esos niños que no pueden escapar de estos hogares dónde la escuela obraba como contención y detectora de estos casos. Hay infinidad de cuestione por las cuales es fundamental que se vuelva a la presencialidad, no es un capricho de este grupo de padres organizados·.

“Sentimos nuestra salida a los medios como parte de un grupo de padres que está en toda la provincia ha generado una fuerte dicotomía, una división entre quienes quieren mandar a sus hijos a las escuelas y quienes no, los docentes que quieren dar clases y los que no, pero esto no se trata de eso, acá lo que tenemos que bregar todos es que los chicos estén en las aulas porque aquel niño que no va a la escuela tiene que ser cuidado por algún familiar si el papá trabaja, y eso hace que el chico ande circulando y la posibilidad de contagio se acrecienta. Los chicos en las escuelas aprenden rápidamente los protocolos y los lleva a la casa y lo siguen haciendo, han aprendido a jugar diferente, sin tocarse porque todo eso lo aprendieron en la escuela. Entonces es terrible que pase esto. Nosotros hemos escuchado a docentes que la virtualidad les implica un trabajo mucho mayor que estar en la escuela, están horas y horas preparando archivos para enviar a los padres y clases para dar de manera virtual, entonces el lunes todos los docentes tenían la posibilidad de volver a las aulas y en la escuela pública casi nadie volvió, sólo el Colegio San José”, expresó Scabini.

En ese sentido, Petroff añadió: “Esto genera además esta cuestión de privilegio de los niños que concurren a colegios privados versus los que concurren a la escuela pública y la competencia en el futuro los mejores empleos con estudios superiores se ven notablemente perjudicados aquellos niños que no han tenido acceso a las clases presenciales, porque no es lo mismo la virtualidad por más esfuerzo que hagan los docentes, el resultado no es mejor. Estos niños de las escuelas públicas, y los más vulnerables que son los que menos acceso tienen a internet y los dispositivos, son los más perjudicados de acá al futuro. Esto es algo que en vez de enfrentarnos los padres y los docentes, este falso antagonismo que presentaron entre salud y educación, en vez de generar estos antagonismos deberíamos dialogar para encontrar un camino que tome a la educación como fundamental y proteja a nuestros niños de esa ausencia”.

“Hemos escuchado a muchos docentes que los chicos no pueden presentar los trabajos porque en la casa hay un sólo celular, que los padres trabajan todo el día y no hay quien los acompañen al momento de hacer la tarea para poder cumplir con las entregas, y eso no es virtualidad, que manden un PDF y el chico tenga que hacerlo solo o ayudado por un papá que no tiene la pedagogía del docente no es cumplir con un proceso educativo de calidad, además, los chicos van por burbujas, así que este año tampoco tienen todo el año de clases, van a tener medio año, la conexión es de una hora o 40 minutos”, mencionó Scabini.

Sobre el final, Petroff invitó: “A un diálogo amplio de esto, no tenemos intenciones de confrontar de la manera en que está planteado desde muchos mensajes que recibimos, creo que la educación no puede quedar en una decisión de un gremio o en la inmovilidad de ciertos sectores gubernamentales, los padres tenemos que ser parte de todo este proceso y hablarlo con los docentes, vamos por lo mismo, queremos pelear por la educación, también sabemos que no todas las escuelas están en las mismas condiciones”.