Locales | pandemia | vacunas | Covid-19

Responsabilidad a la hora de informar

Por Julián Lazo Stegeman

En el escenario actual de la pandemia del COVID-19, donde las vacunas parecen mostrar la luz al final del túnel, es importante continuar con los cuidados y las recomendaciones sanitarias (dado que la pandemia aún no ha finalizado) como, también, ser cauto y prestarle mucha atención a las fuentes y la procedencia de la información que consumimos cotidianamente.

Las noticias falsas y la “infodemia” se convirtieron en moneda corriente en este contexto tan complejo para el mundo en general (si bien siempre existieron, su caudal de circulación aumentó enormemente desde que apareció esta enfermedad y los Estados comenzaron a tomar medidas de aislamiento y distanciamiento para contenerla).

El arribo de las vacunas no escapa a las lógicas de las fake news. Por esta razón, es muy importante que la ciudadanía tome las precauciones necesarias para evitarlas y no se desoriente en la vorágine informativa presente alrededor de ellas.

En esta línea, la Universidad Nacional de San Martín aportó una serie de recomendaciones y consejos hacia los ciudadanos para evitar la infodemia y la circulación y consumo de noticias falsas:

1) Generá hábitos de consumo de la información responsables. Elegí pocas fuentes y mantenete actualizado/a.

2) Chequeá las fuentes de la información. La OMS, el Ministerio de Salud de la Nación, el sistema científico argentino y las universidades públicas son las fuentes más confiables.

3) No creas todo lo que veas en las redes o te llegue por whatsapp.

4) No compartas cadenas de texto o audios generados por personas, organismos o instituciones que no conozcas.

5) Desconfiá de los contenidos que apelen a la emoción para generar impacto.

Las vacunas y las campañas de vacunación se erigen como factores emocionales muy potentes para parte de la población en este contexto de pandemia. A la hora de informar al respecto, por estos motivos, debemos ser muy responsables para producir, difundir y consumir noticias.

Finalmente, cabe decir que no debemos perder de vista que en relación a estos temas, cada información que aparece va a estar ligada a la esperanza o desesperanza de muchísimas personas. La responsabilidad, como siempre, es y será fundamental.