Locales | programa | trabajo | Sello Local

Sello Local: El Programa pone en valor el trabajo gualeyo

El Programa "Sello Local", implementado por el Municipio de Gualeguay, promueve la visibilidad de los productos de origen local

El Programa "Sello Local", implementado por el Municipio de Gualeguay, promueve la visibilidad de los productos de origen local, beneficiando a productores, comerciantes y consumidores de nuestra ciudad, fomentando y acompañando su desarrollo.

Juan Manuel y Facundo Pesich, tienen a su cargo el comercio “Supersich”, el cual data del año 1947, legado que le dejaron su abuelo y su padre. En estas últimas semanas, accedieron al Programa de la Dirección de Producción, a cargo de Gonzalo De Zan (dependiente de la Secretaría de Hacienda y Producción) que da a conocer los Productos de Origen Local.

Facundo Pesich, uno de los propietarios de Supersich, contó su experiencia: “Reconociendo el sacrificio personal y el arduo trabajo que eso conlleva, es que hemos decidido acceder a la propuesta de la Dirección de Producción Local, trabajando los productos locales para contribuir, de algún modo, al esfuerzo privado para que "gente gualeya" pueda desarrollarse plenamente en su lugar de origen”.

En cuanto a la trayectoria de su comercio, comentó: “Es un negocio familiar, se inició hace tiempos alrededor del año 1947, con mis abuelos paternos, Manuel Domingo Pesich y Elena Neme, que supieron instalarse en la ciudad, en la esquina de 25 de Mayo y Coronel Correa, dónde el cliente se surtía de todo tipo de mercaderías, incluso vendían todo suelto, te lo envolvían dentro de una "empanadita" formada por un papel de estraza o diario, solía contarnos mi abuela. Al fallecer mi abuelo, mi padre, Manuel Antonio Pesich, como heredero continúa el legado, que nosotros -mi hermano (Juan Manuel Pesich) y yo (Facundo Pesich)- desde 2005 lo seguimos sosteniendo, aún a falta de mi padre”.

“Se trata de no perder aquella esencia de los "viejos almacenes"

“Si bien el concepto de "almacén de barrio" ha ido cambiando –explicó Pesich- mantenemos algunas prácticas como, por ejemplo, estamos en el despacho junto a nuestros clientes, en la preparación de pedidos, tenemos clientes con libreta. Si bien disfrutamos de ese servicio más pausado ofrecido en los almacenes del pasado, donde las anécdotas del pueblo son una constante, hoy en día frente a la competencia, no solo nos hemos replanteado el diseño del almacén, respondiendo a éstas nuevas necesidades del mercado actual, sino que nos estamos capacitando continuamente, sin tratar de perder aquella esencia de los "viejos almacenes", dijo por último el joven comerciante.