Locales | ruidos molestos | vecinos | ordenanza

Ruidos Molestos: vecinos juntan firmas

Vecinos de nuestra ciudad, elevaron una nota a la Municipalidad pidiendo que se trate una ordenanza que regule los ruidos molestos.

Con el objetivo de que el Municipio de inicio a la tratativa y posterior sanción de una ordenanza que regule los ruidos molestos y garantice una mejor convivencia, ciudadanos juntaron firmas y elevaron una nota a la Municipalidad.

En este marco, dialogamos con el gestor de dicha iniciativa, el Sr. Exequiel Juárez, para que nos comente de que se trata y cuál es el eje central de la problemática.

“Esto no es un tema particular, si bien yo he tenido problemas con vecinos, a partir de los cuales he tenido que presentarme hasta en la fiscalía, pasa en todos lados”, comenzaba diciendo.

El tema puntual es la agresión acústica, ruidos que se manifiestan en diferentes formas, siendo una invasión imposible de escapar, provocando trastornos de diferente consideración, como así también conflictos con vecinos.

“Algo a tener en cuenta es que muchos de estos son propios del avance de las nuevas tecnologías de los equipos de sonido, los cuales tienen una gran capacidad de producir bajas frecuencias, donde los graves pasan a ser vibraciones muy molestas. También podemos mencionar las motos que circulan con los escapes prácticamente libres, jugando a hacer contra-explosiones”, afirmaba Exequiel Juarez.

Y asimismo nos contaba que “Por estos motivos muchos municipios de nuestra provincia ya han abordado esta problemática con ordenanzas acorde a esta necesidad”

Ante esto, ya fue elevada una nota al Municipio de Gualeguay, mediante la cual se solicita a la Presidenta Municipal, Verónica Berisso y al Honorable Concejo Deliberante “el tratamiento de ordenanza que permita terminar con la agresión producto de ruidos molestos y vibraciones en todos sus tipos. Como por ejemplo, motos y autos con escapes modificados, equipos de sonido con volúmenes desproporcionados de automóviles, domicilios particulares, bares, discotecas, que a diario se padecen en todos los sectores de la comunidad”

Cerca del final, Exequiel sostiene “lo que a mí me sorprendió es que ninguna de las personas a las cuales se les dijo que estaba esa nota dijo que no firmaba, todo el mundo tiene anécdotas y te comentaban las codas que padecían. Me sorprendió muchísimo, ya que esto pasa en absolutamente en todos los lugares de la ciudad”

Y culminaba, “los ruidos molestos son la peor invasión que existe, porque el día que hay olor te metes adentro y la zafas, cuando hay humo igual, ahora cuando el tema es el sonido, no te escapas, aparte son sonidos realmente agresivos, porque no es bulla, no es música tranquila, son vibraciones”