Locales | ruta | avenida | proyecto

¿Qué ha sido de la avenida Circunvalación?

A fines de septiembre de 2013, los entonces legisladores Rubén Matorras y Hernán Vittulo anunciaron que el proyecto para la nueva Circunvalación de Gualeguay que rodeará el casco urbano por el sector noreste, llegará hasta la Ruta 11 a la altura del Aeroclub y atravesará la Ruta 12 a la altura de la Sociedad Rural,  fue incluido en el Presupuesto nacional 2013.

Van a ser 8 años de ese anuncio y la obra aún sin ver la luz. La iniciativa también contempla una traza que conecte el empalme de la Ruta 11 con la ruta a Puerto Ruiz, a la altura del Frigorífico.

A pesar de que nadie da precisiones, el proyecto se encontraría aún en el estudio de ingeniería Gago Tonin S.A. con oficinas en Diagonal 74 Nº483 de La Plata, que ganó la licitación para realizar la traza, entre otros aspectos técnicos. Estarían según las fuentes consultadas a la espera del informe técnico de Dirección de Hidráulica de Entre Ríos, que se demora más de la cuenta, y en donde la pandemia no es excusa para justificar tal atraso.

Parece que como el Complejo Termal, el nuevo Balneario, el Parque Industrial, la reactivación de Puerto Ruiz y el abandonado Autódromo Municipal, entre otras iniciativas, la necesaria avenida de circunvalación corre riesgo de seguir el mismo camino y perderse en el agujero negro de la desidia y la inapetencia de progreso.

Es incomprensible creer que la ciudad esté desconectada de la información y que las fuentes consultadas por este diario no sepan del estado real del proyecto. Desde que el diputado provincial (MC) Antonio Julián Rubio dejó de estar al frente de la delegación Entre Ríos de Vialidad Nacional, la Circunvalación pasó a ser un espectro más. Tal vez los legisladores por Gualeguay, Paola Rubattino y Francisco Morchio, podrían en Paraná encontrar respuestas sobre la realidad actual de una obra de gran importancia para la ciudad. Y preguntar en la Dirección de Hidráulica “cuáles son los inconvenientes”.

Es que las consecuencias de este tipo de olvido son pagadas al final por todos los gualeyos. De ahí que “Perdí el interés”, “Ya fue” y “No va a andar” son las frases populares que se escuchan entre la mayoría desmoralizada por la ausencia de proyectos ambiciosos que llegan a hacerse realidad. Con más razón en este caso también debe contemplarse la mudanza a la nueva traza de varios negocios cuya demanda proviene de ese tránsito, como son los talleres, las gomerías, las parrillas, venta de productos regionales, entre otros rubros.

Antiguamente, las rutas atravesaban las ciudades, sirviendo en algunos casos como avenidas. El continuo tránsito favorecía el desarrollo económico. Pero con la aparición del automóvil y sus altas velocidades, el transporte de cargas en grandes camiones con acoplado o con semirremolques, algunos de ellos con cargas peligrosas (combustibles, químicos, gases en estado líquido), y la multiplicación del movimiento de grandes masas de pasajeros en colectivos de dos pisos, esas rutas-avenidas se han convertido en un gran peligro para los vecinos, y también para sus viviendas.

Existen numerosos antecedentes mundiales de siniestros viales en lugares similares a Cinco Esquinas, La Curva o la Rotonda Norte, que han costado la vida no solo de quienes conducían y sus pasajeros, sino también de quienes caminaban y de quienes vivían en las inmediaciones. Solo hace falta pararse 10 minutos sobre la Avenida Perón o la Avenida Soberanía para darse cuenta, aún en plena pandemia, de la cantidad de tránsito que corre, cómo esté compuesto ese tránsito, y el estado calamitoso del pavimento por el que rueda ese tránsito. La tragedia acecha y el temor a la misma está naturalizado.

Hay que rescatar que, aunque encontró trabas locales, durante la primera gestión del intendente Federico Bogdan se logró a través de Rubio avanzar en el proyecto. A pesar de la pandemia, y en medio de una recesión nunca vista, hay que volver a pensar que la obra pública siempre ha sido un arma para reactivar la economía. Por lo que es vital para Gualeguay tratar de empujar la iniciativa con el fin de que empiecen las obras tras la vuelta a la normalidad. La infraestructura vial como la avenida circunvalación traerá beneficios económicos a toda la región Pero lo más importante es que alejará del casco urbano un creciente tráfico que se ha tornado altamente peligroso.

R.A

MiradaDeAfuera@gmail.com