Locales | San Antonio | santo | Gualeguay

13 de Junio: San Antonio. Gualeguay celebra a su Santo Patrono

  Dicen las crónicas que las primeras familias cristianas se asentaron en la zona en el año 1750. Procedían de Santa Fe, de Paraná y de Corrientes.

En el año 1772 arribó a la zona del Octavo Distrito un catamarqueño llamado Antonio Luna que trajo desde Buenos Aires una imagen de San Antonio bajo cuya advocación se comenzó a construir una capilla, que se determino levantar en la zona del octavo en 1775. La misma dependía de la Parroquia de Paraná. Desde entonces en la zona se venera a San Antonio como Patrono.

Más tarde, y tras el paso del obispo Sebastián Malvar y Pintos, se crea la parroquia de Gualeguay bajo el patrocinio de este santo. El 12 de noviembre de 1781 el primer sacerdote de Gualeguay, Fernando Andrés Quiroga y Taboada, da comienzo formalmente a las actividades de la parroquia. Sólo luego de muchas controversias se traslada la sede de la parroquia desde la capilla vieja al lugar donde actualmente está trazada la ciudad.

San Antonio, el santo de todo el mundo”

Su nombre era Fernando, había nacido en Lisboa, Portugal, en el año 1195. En su juventud perteneció a la orden de los agustinos. Con ellos adquirió una formación teológica muy sólida y recibió el sacramento del orden en el grado de presbítero. Más tarde, viendo el ejemplo de pobreza y de disponibilidad al martirio de los franciscanos, ingresa en la orden de Francisco a quien conoció y admiró. Se desempeñó como predicador sobre todo en la defensa de la verdadera doctrina católica frente a los errores doctrinales de los cátaros y albigenses en el sur de Francia y en Italia. Fue el primer maestro de teología en la orden de San Francisco. En Padua (Italia) fue amado por el pueblo sobre todo por su defensa de los pobres. Fue célebre también por los milagros que realizó en vida y por la riqueza de sus sermones; las multitudes acudían a escucharlo.

Murió el 13 de junio de 1231, poco después fue canonizado. Pío XII lo declaró “Doctor Evangélico”. León XIII lo llamó “el santo de todo el mundo”, porque su imagen y devoción se encuentran por todas partes.

Al igual que el año pasado, por la pandemia que azota al mundo, la comunidad no puede celebrar a nuestro Santo Patrono tal como acostumbramos, pero podemos participar por los distintos medios de comunicación las ceremonias que tendrán en la parroquia. Con mucho fervor y esperanza, pidamos a San Antonio que interceda ante Nuestro Señor Jesucristo para que termine pronto esta pandemia que tanto sufrimiento y dolor trae al mundo entero.