Espectáculos | Sofía Pachano | kilos | seguidores

Preguntaron si estaba embarazada y Sofía Pachano respondió: "Las mujeres podemos tener grasa"

Sofía Pachano se dispuso a conversar con sus seguidores. Pero una pregunta la indignó mucho y no ocultó la bronca: "Las mujeres podemos tener grasa en la panza", manifestó.

“Pregunten, pregunten”, escribió la hija de Aníbal Pachano alentando a que sus más de 700.000 seguidores le envíen sus consultas. Pero para su sorpresa muchas fueron enfocadas a su apariencia física: “Te reto a que intentes sacar panza”, “Sof, ¿estás embarazada?”, “bebé”.

Sin ocultar su indignación, Sofía llamó a la reflexión: “No, mi cielos, estoy. . . No, iba a decir gorda pero no porque no estoy gorda. Son kilitos, es grasa, no es un bebé. Las mujeres podemos tener grasa en la panza, les aviso. No es solo un bebé, no es solo un bebé. ¡Dios mío!”.

Varios usuarios se hicieron eco de su reacción y destacaron la autenticidad de la artista y actual conductora de Cocineros Argentinos. Ella agradeció y se disculpó por el exabrupto: “¡Perdón! Me saqué en la historia anterior!”.

Sofía Pachano y un llamado a la reflexión

Hace un par de años atrás, la artista protagonizaba el musical Chorus Line. A la salida del teatro Maipo, una mujer -que había ido a ver la obra- la felicitó pero terminó haciéndole un desafortunado comentario sobre su físico: ”‘Estuviste divina, pero estás gordita’”.

Aunque en el momento se quedó en shock, decidió aprovechar su llegada y reflexionar junto a sus seguidores. “Soy Sofía, tengo 30 años, mido 1,57 y peso 58 kilos. Mi peso toda mi vida fue desde 50 a 52, y a los 22 años pesaba 47/48 por todo lo que bailaba. Nunca sufrí un trastorno alimenticio por suerte. El año pasado llegué a pesar 60 kilos. ¿Qué? ¿60 kilos? ‘¿Qué me pasó?’, me preguntaba”, comenzó.

Entonces explicó que fue un año muy difícil para ella y que encontró el placer en su segunda profesión que es la gastronomía. “Asados con amigos, salir a tomar un trago, viajar y comer de más”, enumeró.

Con total sinceridad dijo que le costaba reconocerse en ese cuerpo y que no le fue fácil subirse a un escenario: “Me llevo meses entender que este es el cuerpo que me puse para transitar un difícil momento. Ahora lo abrazo y ya iré bajando sin la presión de ninguna sociedad que espera que yo sea flaca. Y ni hablar lo que me costó exponerme en un escenario al lado de bombas en maya de baile, me tuve que decir varias veces ‘Sofía, vos sos más que ocho kilos’. ¿Por qué no nos empezamos a fijar en lo que realmente importa?”.