Locales | trabajadores | culturales |

"la cultura es la sonrisa" 

Entre tantas que nos cantaba aquel León, que salió de su Cañada Rosquìn. Hoy en este escenario de Pandemia los trabajadores de la cultura están pidiendo poder desarrollar actividades.

Entre tantas que nos cantaba aquel León, que salió de su Cañada Rosquìn. Hoy en este escenario de Pandemia los trabajadores de la cultura están pidiendo poder desarrollar actividades.

Por estas horas se conoció una definición por parte del Gobernador Bordet (decreto 1563/20) como para dar un aporte (ayuda) a ellos. Se fijan beneficios, modalidades, cifras e incompatibilidades; y agrega dirección web: (http://cultura.entrerios.gov.ar/)

Igualmente en nuestra ciudad, Capital Provincial de la Cultura se han reunido (distintas expresiones artísticas), reclamando cierta flexibilización para sus eventos que no les permite el DNU.

Se autoconvocaron los trabajadores de la Cultura de Gualeguay. Señalando: “con pasión y esfuerzo nos dedicamos de manera individual y grupal a las distintas actividades artísticas y culturales. A lo largo de los años, las mismas se han constituido en nuestro trabajo, en nuestro sustento emocional y material. A consecuencia de la pandemia, pertenecemos a uno de los sectores laborales más afectados por este flagelo”.

Dialogando con varios de ellos que: “la mayoría de los artistas y/o gestores culturales, talleristas, dueños de salas y espacios independientes, somos monotributistas o trabajadores de la economía informal o precarizados”.

Agregando que, en el contexto las medidas sanitarias tomadas por el Estado (restricción de acceso a los bienes culturales de manera presencial) comprometen directamente la situación de la comunidad artística y de gestión cultural . En consecuencia pedimos a la Dirección de Cultura municipal que se contemple la situación antes mencionada a fin de que se lleven a cabo las medidas necesarias y urgentes para proteger a nuestro colectivo. Es fundamental entender y asumir que la declaración de Gualeguay como “Capital de la cultura” no es solo un título para usar discursivamente de manera discrecional, sino que debe traducirse en políticas culturales en beneficio de quienes producen y consumen los bienes culturales locales.

Agregando que buscan y esperan: “dejar de escuchar como respuesta totalizadora ante nuestros reclamos “. Consideramos fundamental que los funcionarios que nos representan aboguen por conseguir los recursos que les permitan gestionar su área con solvencia, para dar respuestas satisfactorias a las necesidades que le urgen a nuestro sector.

Por último en esa reunión donde se observó a un poco más de 40 expresiones culturales nos destacaron que: “Somos promotores porque tenemos la escuela de la autogestión y del trabajo independiente y en muchos casos no podemos vivir del arte porque no hay una industria cultural estable para lo cual el estado puede aportar. Por esto creemos que es importante que los responsables de la gestión cultural a nivel estatal favorezcan que seamos visibilizados y que se ponga en valor nuestra formación y recorrido artístico. Nuestros antecedentes quedan a disposición de quien los requiera”.