Locales | Turismo | SpaceX | Hoteles

Hoteles espaciales desde 2027

Como era de esperarse, para el ser humano nada es imposible en lo que respecta a niveles científicos y tecnológicos.

Suena descabellado pensar que en nuestro planeta orbitarán hoteles, que en primera instancia serán muy costosos. En las próximas líneas hablaré de una de las mayores obras de ingeniería, la Voyage Station.

En 2019 la empresa Gateway Foundation, con sede en California, hizo público su plan de abrir un hotel más allá de la atmósfera. En un inicio se estimó que podría ser una realidad en 2025, pero tras unos años de desarrollo y madurez, varios son los cambios que han ayudado a dar forma a este ambicioso proyecto.

Investigación y turismo

Sectores como bares, restaurantes y zonas de recreación ocuparán parte de los 24 módulos, cada uno de 500 metros cuadrados. Aunque habrá módulos funcionales y residencias privadas, serán vendidos o alquilados a los gobiernos y centros científicos para la investigación. Cada uno de estos módulos será independiente y funcionará como una pequeña comunidad. Al ser un espacio dedicado también al turismo, se prevé que será una estación económicamente autosuficiente. Así, la investigación y el turismo son la clave para que este proyecto siga adelante.

Voyage Station también apuesta a la gastronomía con dos restaurantes dignos de los hoteles más completos. ¿Cómo es posible tener esta comodidad en el espacio? La falsa gravedad ayuda, pero los inconvenientes logísticos con los que tiene que lidiar no son pocos. El principal: los humos y olores de la cocina, ya que en el espacio no se pueden echar fuera tal y como se hace en la tierra. Además, el agua potable necesaria será llevada desde Tierra. Un proyecto con muchas preguntas, pero con todas las respuestas para llevar a cabo el primer hotel rotativo apto para centenares de personas del mundo.

Capacidad

SpaceX Starship (nave creada por la empresa SpaceX) se utilizará para transportar turistas a la estación Voyager, que tendrá capacidad para 280 invitados y 112 miembros de la tripulación. Un viaje a la estación costará aproximadamente 5 millones de dólares y requerirá que los pasajeros se sometan a entrenamiento físico y de seguridad antes de abordar la nave espacial SpaceX para un viaje de tres días y medio a la estación espacial. El hotel tendrá capacidad para 400 personas y su totalidad de metros cuadrados es de 50.000.

El presidente de la Fundación Gateway también ha querido incidir en que esta estación se presenta como “una opción más para escoger el destino de vacaciones” y que, con el tiempo, será “como irse de crucero o a Disney World”. La estancia en este hotel espacial, que ya permite reservar en su página web, será muy cara, aunque la idea inicial es que, con el tiempo, se convierta en un destino más asequible.

Puede parecer ciencia ficción, pero está muy lejos de serlo, el hombre viene hace años, creando lo que antes solo podía ver en películas. Voy a citar una frase de un cantante de rock: el futuro llegó hace rato.