Deco y Diseño |

Un mueble con look patinado

El patinado es una técnica de terminado que permite darle un aspecto envejecido, antiguo y gastado a la madera. Este proceso se puede utilizar en muebles de, madera, hierro, entre otros, y su propósito es decorativo y estético. Si deseamos renovar algún mueble de madera, o hierro, no hace falta comprar uno nuevo.

Una buena alternativa para cambiarle el aspecto es patinarlo, y lograr que el efecto que hemos conseguido darle, combine con el resto del ambiente de nuestra casa. En el caso de un mueble, la técnica de patinado busca aumentar los pequeños detalles, especialmente los relieves, molduras y tallados. Es un trabajo fácil, sólo se requieren algunos materiales y un poco de paciencia. Para hacer una pátina hay infinitas opciones, pero hoy les detallaré cómo hacer una pátina sencilla en un mueble de madera, esta queda impecable y se aplica de forma rápida. El resultado es una superficie que le da al mueble de madera un aspecto de antigüedad restaurada. Se pueden usar diferentes pinturas de distintos colores y base blanca. Todo dependerá del grado de creatividad y gusto personal que tengamos. Materiales: Mueble de madera Diarios para cubrir el piso y protegerlo Lija fina Barniz incoloro Pintura látex blanca Glaceador Pintura esmalte para el color inferior a la pátina Pintura acrílica en color oscuro Pintura acrílica en color claro (Los colores de las pinturas que elijamos son de nuestra elección, lo ideal es elegir dos colores que combinen entre sí, ya que en el resultado quedarán superpuestos) Pinceles Palo de plástico para mezclar Trapo de algodón Una esponja de acero (La cantidad de materiales dependerá del tamaño de nuestro mueble, debemos preguntar en el negocio donde compramos los productos, ellos nos aconsejarán). Pasos: - Para comenzar necesitamos acondicionar bien el mueble elegido. - Lijamos bien nuestro mueble, especialmente en aquellas partes donde se requiera más y le pasamos un cepillo blando para eliminar todo el polvo. - Luego pintamos con una mano de látex y esperamos a que se seque. - Terminada la base del mueble, pintamos con el esmalte que le dará el color inferior a la pátina. Este puede ser oscuro o claro, dependiendo del efecto que queramos lograr. Pintamos todo el mueble con este color y esperamos que se seque. - Colocamos en cada lata de pintura acrílica un poco de glaceador, revolvemos y pintamos el mueble alternando los tonos elegidos. Primero un color y arriba de este o por partes le agregamos el otro color. - Hecho este paso, con la esponja rayamos de forma pareja la pintura (moviendo la esponja en un solo sentido) para conseguir la textura de la pátina. En aquellos lugares donde deseamos obtener un efecto gastado, ejercemos mayor presión al pasarla, especialmente si nuestra pieza de madera tiene tallados o molduras. Le pasamos en la parte del relieve, no en las hendiduras y grietas (estas quedan llenas de pintura de color). Así logramos resaltar las partes de mayor atractivo. Se pueden lograr diferentes efectos, quitando más o menos pintura, o haciendo más o menos presión para que quede más desgastado en algunos lugares. - Al terminar de texturar, dejamos que se seque completamente la pintura, a veces puede llevar varias horas. - Terminado bien el secado, aplicamos a todo el mueble una mano de barniz incoloro, para finalizar. De este modo habremos terminado de aplicar esta pátina para muebles, con unos pasos verdaderamente muy sencillos, nuestro mueble queda impecable. Se puede hacer con varios colores, logrando diferentes efectos, es cuestión de probar y dejar volar nuestra imaginación. Esta técnica es sin duda una opción muy interesante para decorar cualquier mueble de madera. Pueden ingresar a mi blog: claudiamartin.blogspot.es, donde podrán escribirme, encontrar todas las fotografías y sacar ideas. Saludos. Claudia Martin Diseñadora de Interiores Diseñadora en arreglos florales

Dejá tu comentario